Como-quitar-el-tinte Como-quitar-el-tinte

Cómo quitar el tinte sin dañar tu cabello: todo lo que debes saber

De morena a rubia. Cuando te teñiste el pelo te sentías renovada y llena de energía. Pero ha pasado un tiempo y te gustaría recuperar tu color natural. 

Quizá el tono ya no te gusta o incluso se ha estropeado tomando una coloración un tanto, digámoslo educadamente, extraña. ¡Socorro! ¿Cómo quitar el tinte del cabello?

Amiga, respira profundamente y no te agobies. Existen muchas soluciones con las que efectuar este cambio de forma sencilla y, lo más importante, sin dañar tu melena.

 

Cómo quitar el tinte con un extractor de color

 

Un extractor de color, también llamado removedor, es un producto químico capaz de aclarar hasta tres tonos, desprendiendo las moléculas de pigmento del pelo. Quizá no es tan efectivo como la decoloración, pero sí mucho más saludable.

 

Cómo usarlo paso a paso

 

  • Lava tu cabello, sin usar acondicionador ni mascarilla, y no lo seques completamente. La humedad ayudará a que el removedor actúe más eficazmente.
  • Pon crema hidratante en el nacimiento del pelo, para evitar que el producto entre en contacto con la piel.
  • Mezcla los ingredientes del extractor según indiquen sus instrucciones. Suelen ser dos botes, uno con el activador y otro con el oxidante, que se mezclan a partes iguales.
  • Separa el pelo en mechones pequeños y usa una brocha para extender el producto. Será más fácil si comienzas desde la nuca y, poco a poco, vas subiendo.
  • Deja que actúe el tiempo marcado en el prospecto. Puedes ponerte un gorro de baño para potenciar su efectividad.
  • Enjuaga abundantemente con agua tibia y champú. Quizá necesites un par de lavados para eliminar todos los restos.

 

Es posible que después de usar el extractor, notes tu cabello áspero y desnutrido. Un tratamiento hidratante será clave para recuperar por completo su salud. Y si lo que deseas es un nuevo color para tu pelo, pasados unos días ya podrás aplicar el nuevo tinte. Nosotros te recomendamos Color Sensation, la primera coloración permanente reutilizable, que aporta una tonalidad intensa y duradera.

 

Cómo quitar el tinte con remedios naturales

 

Si eres de las que apuesta por los tratamientos más naturales, también puedes probar con estos productos que, seguro, ya tienes en casa. Quizá sus resultados no sean tan rápidos y efectivos como el extractor de color, pero la ventaja es que son más suaves y no dañarán tu pelo. 

  • Aceite de oliva caliente. Aplícalo desde la raíz hasta las puntas y deja actuar media hora. El aceite es un maravilloso hidratante para el cabello, así que esta solución es un win-win.
  • Vinagre blanco y agua. Mézclalos a partes iguales y deja actuar unos minutos. Al igual que el aceite, el vinagre es uno de los productos más beneficiosos para la melena pues elimina impurezas y da brillo.
  • Zumo de limón mezclado con agua templada. Algunos aconsejan que para aumentar sus efectos, se exponga la cabeza al sol.
  • Champú anticaspa, el de toda la vida. Estos champús se sirven de principios activos como el ácido salicílico, que limpian los poros y frenan la producción de grasa. De hecho, no se recomienda su uso con el pelo teñido, pues el color pierde intensidad. Y, por ello precisamente, es perfecto para el caso que nos ocupa: cómo quitar el tinte.

 

El caso del tinte negro

 

Seguro que no te sorprende saber que el tinte negro es más difícil de quitar que el resto de tonos. Puedes intentar eliminarlo con removedores de color, de los que ya hemos hablado, aunque tal vez no consigas el efecto deseado.

Existen otros métodos, pero hemos de advertirte que es posible que estropeen tu cabello, por lo que después necesitará unas generosas sesiones de nutrición e hidratación.

El primero es el bicarbonato de sodio, un decolorante natural que se aplica fácilmente mezclado con tu champú habitual y que se debe dejar actuar durante cinco minutos.

También es posible utilizar agua oxigenada, de hecho, está presente en muchos decolorantes que se compran en tiendas o que usan en peluquerías. Aunque, puesto que es un tratamiento un tanto agresivo, es mejor que primero pruebes con un solo mechón, para comprobar cuánto tiempo tarda en cambiar al color deseado (atención: nunca lo uses durante más de media hora). A continuación, no olvides aclarar el pelo con abundante agua.

Cómo quitar ese tinte que ya no nos gusta parece una misión imposible, pero con unos sencillos productos y consejos, esa tarea pasará a ser pan comido. Y tú, ¿qué método prefieres?


Productos recomendados