Eucalyptus1_466x600_M_

SU AROMA REFRESCANTE TIENE UN PODER ESTIMULANTE

La explosión de frescor que se produce cuando la brisa agita las hojas de un bosque de eucaliptos es uno de los grandes placeres de la vida. Y eso es mérito de los potentes terpenos (compuestos moleculares relacionados con el fresco aroma del eucalipto) que contienen: cineol, linalol y pineno, los responsables de su aroma. El aceite de eucalipto ha sido utilizado desde siempre para aliviar problemas respiratorios, como relajante, calmante muscular e incluso para ayudar a mantener un cabello saludable, reduciendo las sensaciones de irritación de la piel del cuero cabelludo, por ejemplo en casos de caspa.
Eucalyptus2_466x600_M_2

EL ACEITE DE EUCALIPTO ES UN REMEDIO RECONOCIDO CONTRA LA CASPA

Se ha visto que el aceite de eucalipto tiene propiedades antibacterianas y antisépticas, así que es un ingrediente importante para tener un cuero cabelludo en buen estado y limpio, sin caspa ni otras molestias. Su poder antiinflamatorio también alivia el picor. Estas mismas cualidades pueden ser de ayuda contra afecciones de la piel, como en pieles con tendencia acneica, tanto para combatir la aparición de imperfecciones como para ayudar a reducirlas. La gran capacidad limpiadora del eucalipto aporta una eficacia adicional a cualquier jabón o limpiador cutáneo.
Eucalyptus2_466x600_M_2
Eucalyptus3_466x600_M_3

ES ASTRINGENTE Y REGULA EL SEBO

El aceite de eucalipto es un ingrediente astringente que puede ayudar a equilibrar la producción de sebo en el cuero cabelludo y en la cara. Si se produce un exceso de sebo los poros pueden obstruirse, y esto causa la aparición de puntos negros y la caída prematura del cabello. Si no se produce suficiente sebo, la piel se seca y se descama.