Zig-zag de crema Zig-zag de crema

Remedios para las quemaduras del sol

¡El verano ya está cerca! Empieza a tocar sol, sol y más sol

En esta época del año no todo es color de rosa, el sol también trae consigo algunas cosas negativas como por ejemplo las temidas quemaduras, que para muchas personas son una verdadera pesadilla. En el siguiente artí­culo te mostramos algunos remedios para combatir las quemaduras de forma rápida y efectiva.

Leche frí­a

En una taza vierte leche frí­a recién sacada de la nevera y sumerge un paño o una gasa en ella, aplí­cala sobre la piel afectada durante 20 o 30 minutos. Enjuágalo con agua frí­a. La leche tiene propiedades calmantes que aliviarán el dolor y mejorarán el aspecto de la piel. Puedes sustituir la leche por yogur, tanto si es natural como de sabor, solo asegúrate de que esté fresco.

Aloe vera

Esta planta se utiliza comúnmente para el tratamiento de quemaduras de sol. Además de proporcionar un alivio relajante, también puede ayudar en el proceso de curación. Aplí­calo en las zonas afectadas según sea necesario. Lo más recomendable es usar el gel extraí­do del aloe vera , pero si no tienes acceso a él, puedes utilizar alguna crema que contenga este ingrediente. Para que sea efectivo, asegúrate de que la crema tenga una alta concentración.

Fruta y verdura

Las frutas y verduras están presentes en cualquier cocina. Los alimentos recomendados para las quemaduras de la piel son: el tomate, el pepino, la patata o la manzana. Por ejemplo, esta última hay que cortarla en rebanadas finas y colocarla en la nevera durante una hora. Posteriormente, aplí­calas en las zonas afectadas hasta que se caliente o se seque. La piel absorberá la humedad y la frescura de estas verduras o frutas y aliviará el quemazón.

Aceite de oliva y manzanilla

Mezcla 250 ml de aceite de oliva extra virgen con 25 gramos de manzanilla. Caliéntalos a baño marí­a a fuego lento alrededor de una hora y media. Luego apaga el fuego, cuela y deja que se enfrí­e solo. Aplica la mezcla con la ayuda del algodón en la zona afectada cada ocho horas. Notarás como tu piel va sanando gracias a las ricas propiedades curativas del aceite.

Estos remedios hay que utilizarlos cuando la piel ya está quemada, algo que hay que evitar a toda costa debido a que los efectos adversos no sólo incluyen el daño a la piel, sino también el aumento del riesgo de cáncer de piel.

Si quieres prevenir las quemaduras  y evitar estos remedios, usa un buen protector solar ideal para tu piel y acuérdate de reaplicarlo como se indica en el envase.  La gama ideal está compuesta por un gran número de protectores, bronceadores y cremas solares para todo el cuerpo, visita nuestra página web y descubre cuál es el producto que más se adecua a tu piel y a tus necesidades.

¡No olvides prepararte bien para disfrutar del verano sin sufrir disgustos, sin quemaduras!

Productos recomendados