¿Vitamina C* para la piel sensible? ¡Digo sí! ¿Vitamina C* para la piel sensible? ¡Digo sí!

¿Vitamina C* para la piel sensible? ¡Digo sí!

Desde niñas, hemos aprendido todo lo que nos aporta la vitamina C pero, ¿sabías que también puedes utilizarla para la piel sensible?

Este ingrediente se ha convertido en un must para muchos productos de belleza y es imprescindible en la rutina diaria de quienes lucen lo que se conoce como ‘buena cara’.

Los problemas de la piel sensible

La piel sensible es aquella que enrojece fácilmente y tiende al picor, la sequedad o la tirantez, causando imperfecciones en el rostro. Cualquier tipo de piel: seca, grasa o mixta puede ser sensible.

 

Es posible que la causa de esa sensibilidad se deba a factores internos como la edad o la genética; o externos, como la contaminación o las condiciones climáticas. Como sea, el problema es que la barrera de protección de la piel no es tan fuerte como en otros tipos de pieles, por lo que se deshidrata con facilidad. 

Además, las personas con este tipo de piel deben prestar atención a los productos cosméticos que utilizan y evitar algunos componentes.

 

Si este es tu caso y no sabes cómo cuidar tu rostro, seguro que te interesará saber que la vitamina C también puede ser utilizada  en piel sensible. 

Los beneficios de la vitamina C* 

Quien prueba un cosmético con vitamina C*, se enamora de este ingrediente. La piel se vuelve más suave y luminosa y los efectos se notan a simple vista. 

A esa pregunta que ya ronda tu cabeza la respuesta es sí: la vitamina C* también puede ser utilizada en piel sensible. Y es que no importa la piel que tengas, esta poderosa vitamina está hecha para todos. ¿Sabes de cuántas maneras cuida tu piel?

  •  Sus propiedades antioxidantes favorecen la neutralización de los radicales libres y protegen la piel contra el fotoenvejecimiento. Lo que podría traducirse en arrugas, manchas y en una tez apagada y sin vida.
  • Aporta mucha luminosidad, esa ‘buena cara’ de la que presumen los que la utilizan. Consigue atenuar las manchas oscuras y contribuye a dar un tono homogéneo al rostro.

La vitamina C*  es un estupendo ingrediente usado en nuestras fórmulas para atenuar manchas oscuras y potenciar la luminosidad de la piel . 

Nuestro cuidado facial

Incorporar la vitamina C* a los cuidados de una piel sensible no tiene ninguna complicación gracias a los productos que te ofrece Garnier. 

 

Crema Sérum con Vitamina C y SPF 25

Este producto es apto para pieles sensibles y será tu aliado contra las manchas oscuras y los signos de fatiga. Aplicado a diario consigue iluminar el rostro y mejorar la uniformidad de la piel.

 

Crema de día iluminadora con Vitamina C

Potencia la luz natural, también de las pieles sensibles. Ayuda a nutrir la piel día tras día y a corregir las líneas de expresión. 

 

Sérum con vitamina C*

Garnier Serum Anti Manchas con Vitamina C* es un sérum concentrado con el que reducir la apariencia de las manchas oscuras  e iluminar el rostro gracias a estos tres ingredientes:

  •  Niacinamida Vitamina C*.
  • Ácido salicílico. 

Conocidos como poderosos activos dermatológicos que ayudan a potenciar la luminosidad del rostro.

Mascarilla anti fatiga

Y para completar el cuidado de tu piel sensible, te encantará la Ampoule Mask Mascarilla de Tejido Anti Fatiga con Vitamina Cg & Piña

Se trata de una mascarilla de acción rápida que contiene un 1 % de Vitamina Cg y extracto de piña. No solo aporta luminosidad, sino que notarás una piel más revitalizada e incluso descansada. 

 

Ahora que ya sabes cómo la vitamina C ayuda a tu piel sensible, ¿a qué estás esperando? Lucir un rostro luminoso, fresco y radiante nunca fue tan sencillo.