¿Por qué es buena la vitamina C para la piel grasa?

Es un ingrediente top para el cuidado facial que no puede faltar en el día a día, pero, ¿sabes, además, por qué es muy recomendable la vitamina C para la piel grasa? Te contamos por qué debes incluir un sérum con vitamina C en tu rutina de cuidados.

¿Qué es la vitamina C?

Es una parte esencial de la dieta, ya que mejora nuestras defensas y contribuye a reforzar el sistema inmune, pero la vitamina C, además,  es un nutriente súper beneficioso para la piel.

 

Es una vitamina que el cuerpo humano no produce por sí mismo, sino que tenemos que buscarla en el exterior. Ya sabemos que en la alimentación las naranjas, kiwis y fresas son ingredientes con mucha vitamina C, pero, ¿qué pasa con la piel?

 

En los últimos años, este nutriente se ha posicionado como un ingrediente estrella también en cosmética gracias a su larga lista de beneficios en su uso sobre cualquier tipo de piel.

 

Es antioxidante, ayuda a paliar el envejecimiento causado por los radicales libres, protege contra la contaminación, contribuye a la producción de colágeno y mejora la luminosidad. Además, se le atribuyen también propiedades antibacterianas, por lo que mejora el aspecto de las manchas.

Por qué usar vitamina C para piel grasa

Las pieles grasas se caracterizan por tener un exceso del sebo natural de la piel. Esta grasa la tienen todas las pieles, pero cuando se produce más cantidad los poros se ven más dilatados, se puede generar acné, etc. Este desequilibrio puede tener diferentes causas, desde un desajuste hormonal hasta no estar tratando la piel con productos adecuados.

 

Aunque es un nutriente muy bueno para todo tipo de pieles, lo cierto es que la vitamina C es muy recomendable para la piel grasa. En concentraciones más altas - es decir, a través de un sérum - puede ayudar a equilibrar la piel con tendencia grasa o con propensión al acné. El uso diario de un sérum facial con vitamina C hace que la piel absorba todas sus ventajas y, día tras día, vayamos viendo un cambio en el rostro.

Cómo incorporar la vitamina C a tus cuidados faciales

Los beneficios de utilizar la vitamina C para la piel grasa son más notables si se hace a través de un concentrado de esta vitamina. El uso constante de un sérum con gran concentración de esta vitamina ayuda a la piel a mantenerse más joven y luminosa, pero también es capaz de equilibrar los niveles de grasa que produce la piel para quienes tienen tendencia a tener acné, por ejemplo.

Para ello, basta con incluir un paso más en la rutina diaria de cuidados de la mano del sérum con vitamina C de Garnier:

  • Comienza, como siempre, limpiando tu rostro con un gel o agua micelar adecuado para tu tipo de piel.
  • A continuación, aplica unas gotitas de sérum con vitamina C y extiendelo por toda la cara haciendo un pequeño masaje hasta su total absorción.
  • Continúa tu rutina con una hidratante especial para tu tipo de piel.