mujer de ojos azules con gorro bufanda y guantes mujer de ojos azules con gorro bufanda y guantes

¿Cómo cuidar el pelo en invierno?

Bye bye, verano. Ya está aquí el invierno y tu pelo también lo nota. ¿Sabes cómo tienes que adaptar tus rutinas de cuidados para que tu cabello no sufra en esta época tan fría? ¡Toma nota!

Despedir el verano y asumir que vuelven las rutinas, los horarios y el frío es un drama cada año. Si además añadimos cómo se resiente nuestra piel y nuestro pelo con la bajada de temperaturas, apaga y vámonos. Sea como sea, un año más nos toca adaptarnos y adaptar también nuestras rutinas para evitar que nuestro pelo sufra durante este momento del año.

¿Cómo mantener el pelo hidratado en invierno?

En los meses de más frío es normal que tu pelo se note más seco. Por eso hay que prestarle especial atención y aplicar los cuidados necesarios. 

  1.  ¡Arriba las mascarillas! Una o dos veces por semana aplica una mascarilla en tu pelo para conseguir mantener tu melena sana y brillante. Para esta época del año te recomendamos una súper nutritiva: la mascarilla Oliva Mítica, especial para tratar el pelo reseco y especialmente sensible
  2. Con el viento y el frío el frizz se apodera de tu pelo. Adelántate al problema con la mascarilla de aguacate y karité, ideal para el pelo rebelde y difícil de controlar. Su fórmula combina el poder suavizante del aceite de aguacate y las propiedades de la manteca de karité para te ayudan a controlar tu pelo mientras lo nutres a tope.
  3. La queratina es tu gran amiga siempre, pero sobre todo en estos meses de temperaturas heladoras. Te ayuda a desenredar y proteger la fibra capilar para aumentar el brillo y la fuerza de tu cabello. Utiliza productos con queratina vegetal y notarás cómo tu pelo aumenta su resistencia, elasticidad y suavidad. 

5 tips para cuidar tu pelo en invierno

  1. ¡Córtate las puntas! ¿Quién no necesita sanear un poco el pelo después del verano y del otoño? La mejor manera de prevenir las puntas abiertas es cortando de vez en cuando por o sano. Después del calor del verano y de la caída del otoño, es una manera de darle una nueva oportunidad a tu pelo de mantenerse fuerte y sano. 
  2. Vuelve el frío y el uso del secador, una de las cosas más agresivas para tu pelo. Intenta - si puedes - secarlo al aire y, si no queda más remedio que utilizar el secador, no pongas la temperatura a tope de calor y utiliza siempre un protector térmico. 
  3. También puede que tengas tentaciones de lavar tu pelo con agua ardiendo, y eso es terrible. Sabemos que hace frío, pero si se trata de tu pelo, mejor usa agua tibia para lavarlo y aclararlo. Lo notarás en el brillo. 
  4. ¿Masajes capilares? Sí, gracias. Masajear habitualmente el cuero cabelludo aumenta el riego sanguíneo y hace que tu pelo crezca más sano. Además, son súper relajantes para momentos de estrés. 
  5. Es muy importante tu alimentación e hidratación todo el año, ¡también en invierno!. No te olvides de beber mucha agua cada día y de llevar una alimentación equilibrada con una buena presencia de frutas y verduras.