aloevera1

EL GEL DE ALOE VERA HACE MILAGROS

¿Recuerdas la primera vez que te aplicaste gel de aloe vera en una quemadura solar? No hay otra sensación igual de refrescante. La planta del aloe vera es una planta suculenta: almacena agua en sus hojas y puede permanecer hidratada con tiempo seco cerrando sus poros para evitar la pérdida de agua. El gel de aloe vera, procedente de sus hojas, también mantiene la hidratación en nuestra piel. Es un calmante y reparador natural eficaz.
aloevera2

UN INGREDIENTE CALMANTE IDEAL PARA LA PIEL

El gel de aloe vera es un poderoso reparador
El gel almacenado en las hojas de la planta de aloe vera contiene glicoproteínas, que aumentan espectacularmente la capacidad de la piel de curarse a sí misma calmando el dolor y la inflamación. Los otros potentes agentes reparadores del gel de aloe vera son los polisacáridos, que estimulan la regeneración y la reparación de la piel.

El gel de aloe vera hidrata en profundidad
Según algunos estudios, las virtudes calmantes e hidratantes del gel de aloe vera hacen que sea ideal para luchar contra la caspa y determinadas formas de piel agrietada o seca. Aplícate una capa en el cuero cabelludo o el rostro, como si fuera una mascarilla hidratante y relajante.

El gel de aloe vera combate las infecciones
El gel de aloe vera contiene un agente antibacteriano natural, el cual lo convierte en un complemento fantástico de la crema o el gel de afeitado, para ayudar a evitar el vello enquistado. Utilizado sólo o junto con una hidratante, también es un eficaz desmaquillante, especialmente para las personas con piel sensible.
aloevera2
aloevera3

SUS PROPIEDADES REGENERADORAS

La planta de aloe vera era venerada como regeneradora
Los antiguos egipcios conocían los poderes regeneradores del aloe vera, al que llamaban la “planta de la inmortalidad”. Aparecía representada en tallas de piedra y era uno de los muchos regalos que se ofrecían a los faraones difuntos para acompañarlos en su viaje al más allá.
aloevera4

EXTRAE EL GEL DIRECTAMENTE DE LA PLANTA

Una forma fácil de obtener gel de aloe vera consiste en arrancar una hoja de una planta de aloe vera desde la base, cortarla a lo largo paralelamente al borde y después rascar el gel con una cuchara.
aloevera4