Acide1_1_466x850_L_

¿QUÉ ES EL ÁCIDO SALICÍLICO?

El ácido salicílico es una hormona presente en numerosas plantas. Cuando se aísla y se utiliza en medicina, se incluye en la familia de las aspirinas. Así pues, el ácido salicílico es un ingrediente utilizado en dermatología porque exfolia con eficacia y suavidad. El ácido salicílico incrementa el nivel de humedad de la piel y ayuda a separar las células de piel muerta, propiedades que lo convierten en un ingrediente ideal para los limpiadores faciales o las cremas faciales.
Acide2_466x600_M_

IDEAL PARA PIELES GRASAS

El ácido salicílico tiene propiedades antibacterianas, ideales para purificar las pieles grasas y con tendencia acneica. Limpia los poros en profundidad y elimina la suciedad y el exceso de sebo, atrapándolos antes de que se conviertan en una espinilla o un punto negro. Cualquiera con tendencia a tener granitos debería buscar productos de peeling, mascarillas o cremas faciales que tengan ácido salicílico como principio activo.
Acide2_466x600_M_
Acide4_466x600_M_

AYUDA A AUMENTAR EL GROSOR DE LA PIEL PARA CONSEGUIR BENEFICIOS ANTIENVEJECIMIENTO

Otro punto fuerte del ácido salicílico del que se puede beneficiar el rostro es que ayuda a la piel a aumentar de grosor. A medida que la piel envejece, pierde la capacidad de producir colágeno, componente que le aporta resistencia, firmeza y tono, lo que significa que la piel envejecida es más delgada y débil. El ácido salicílico, al eliminar las capas de células muertas ayuda a impulsar la producción de colágeno de la piel, incrementando su grosor y reforzando su función barrera frente a las impurezas, la contaminación y otros agresores ambientales.
Acide4_466x600_M_