¿Cómo saber si un protector solar es resistente al agua?

¡Por fin llega el verano! Después de todo el año estamos deseando pasar tiempo al aire libre y, por supuesto,ir a la playa y a la piscina, pero, ¡que no te nuble la emoción! Ahora más que nunca tenemos que extremar el cuidado de nuestra piel y usar un buen protector solar resistente al agua.

Nos encanta sentir el sol sobre nuestra piel y broncearnos durante el verano, pero lo cierto es que exponernos al sol es más peligroso de lo que creemos y, a veces, no lo tenemos en cuenta. Disfrutar del sol y el agua no es incompatible con seguir cuidando la piel. El sol incide con mayor intensidad cuando estamos dentro de la piscina o el mar - se hace una especie de lupa - por lo que conviene usar un protector solar resistente al agua.

 

¿Eres de las que se pasan los días de playa en remojo? ¿Verano significa deportes de agua para ti? Sigue leyendo, ¡esto te interesa!

¿En qué consiste un protector solar resistente al agua?

 

Los protectores solares actúan de manera profunda para proteger nuestra piel de la exposición a los rayos UVA. Ya sabemos que si vamos a tomar el sol tenemos que aplicarlo antes y volver a hacerlo cada cierto tiempo para prolongar su eficacia. Ahora bien, ¿qué pasa si estamos en el agua? También necesitamos esa protección e incluso, intensificarla, ya que nos siguen alcanzando los rayos UVA.

 

Cuando escogemos un protector solar resistente al agua lo que estamos haciendo es protegernos también en esos momentos de playa o piscina, pero, ¡ojo! Su duración no es eterna. Igual que sucede con los protectores que nos aplicamos “en secano”, un protector solar resistente al agua también empieza a perder eficacia pasado un tiempo. Es importante aplicar nuevamente una capa pasado ese tiempo - depende de cada producto, pero en torno a 40 minutos es lo ideal - y también al salir del agua.

¿Me puedo quemar mientras estoy en el agua?

 

El agua no protege de los rayos ultravioleta, al contrario, ¡los intensifica! Sus efectos nocivos son aún mayores cuando estamos dentro del agua, por lo que es muy importante mantener siempre la piel protegida cuando nos damos un baño. Si es importante utilizar protección solar siempre que nos exponemos al sol - especialmente en los meses de verano - es muy importante también utilizar un protector resistente al agua.

 

¡Recuerda! Además de utilizar un buen protector solar resistente al agua si vas a darte un baño o a practicar algún deporte acuático, es recomendable evitar las horas centrales del día durante el verano para exponerse al sol.

 

 

PRODUCTOS RECOMENDADOS