dos chicas con arco iris en la cara dos chicas con arco iris en la cara

Cuidados para la piel muy blanca

La piel muy blanca suele ser más sensible de lo habitual y por eso requiere unos cuidados especiales.

Si tienes la piel muy blanca, seguro que has notado que requiere un extra de cariños pero puede ser que no sepas bien qué necesita. ¡Aquí te lo contamos todo!

Como hemos explicado en muchas ocasiones, a la hora de establecer una rutina de cuidado de la piel, es muy importante seguir una específica para tu tipo de piel. Y es que, cada tipo de piel tiene unas necesidades diferentes y, en el caso de la piel muy blanca, pasa igual. Por eso, te traemos aquí unos consejos para cuidar este tipo de piel tan concreto.

 

¿Hidratación? ¡Siempre!

La hidratación es importante en cualquier tipo de piel y, por supuesto, en la piel muy blanca también. Y es que, este tipo de piel tiende a ser más sensible y mantener una buena hidratación puede ayudarla a protegerla de las agresiones externas. Para mantener la piel correctamente hidratada, es fundamental no saltarse este paso de tu rutina de cuidado facial. Recuerda: después de limpiar, toca hidratar. ¡No lo olvides!

 

Ten cuidado con el sol

El motivo de tener la piel muy blanca se debe a una cantidad más baja de melanina presente en la piel. Esta sustancia es un pigmento natural que da color a la piel. Por eso, cuanto menos melanina hay, más blanca es la piel. Esta sustancia funciona como una defensa a los efectos del sol. Cuando la piel se expone al sol, la melanina se activa -oscureciendo la piel- para evitar que ésta se queme.  

Por lo tanto, la piel muy blanca al tener menos melanina, es más sensible a los efectos de la radiación solar. Si tienes la piel así, uno de los consejos que debes seguir es evitar la exposición solar, sobre todo entre las 12 y las 16 que es cuando más fuerte es. Intenta caminar por la sombra y llevar sombreros o gorras que resguarden tu cara del sol.

 

Protégete

Aunque evites la exposición al sol al máximo, ésta puede seguir afectando a tu piel. Y es que, la radiación solar que se refleja en el asfalto, los edificios o los coches también afecta a tu piel, por mucho que lleves un sombrero. ¿La solución? Usar protección solar siempre. Y cuando decimos siempre es absolutamente todos los días. No importa que sea verano, invierno o que el día esté nublado o soleado. El sol está siempre ahí y si tienes la piel muy blanca debes protegerla de la exposición solar. Evitarás que la piel se queme, que aparezcan manchas y arrugas. ¿Necesitas alguna razón más?

Cómo proteger la piel muy blanca?

Proteger la piel de los rayos del sol es más fácil que nunca. Y es que, ahora encontrarás todo tipo de formatos y texturas que se ajustarán a tus necesidades.

Para proteger el rostro, te recomendamos el Super UV Fluid SPF 50 de Sensitive Advanced. Su fórmula fluida es muy cómoda de aplicar y se absorbe rápidamente. Además, contiene ácido hialurónico para mantener tu piel hidratada. Para los retoques durante el día, te sugerimos la Bruma Facial SPF 50 de Sensitive Advanced. Verás qué fácil es aplicarla y, además, ¡se puede poner encima del maquillaje!

Para proteger la piel del cuerpo, la Pistola SPF 50+ de Sensitive Advanced es muy cómoda y cuenta con una fórmula pensada para las pieles sensibles. Si quieres un efecto refrescante, te recomendamos que pruebes el Spray Clear Protect SPF 50 Refresh de Delial. Su fórmula transparente no deja manchas blancas y es ultrafresca. ¡Genial para el verano!

 

Si tienes la piel blanca, seguro que te han servido nuestros consejos. Eso sí, te recomendamos que estés atento a nuestras redes sociales donde encontrarás muchos más tips de protección solar.

 

 

Productos Recomendados