chica sentada en una amaca en la playa chica sentada en una amaca en la playa

10 consejos para niños y mayores para tomar el sol

¿Alertas a tus hijos sobre los peligros del sol?

Enseñar y transmitir a los más pequeños los peligros de los rayos UVA es importantí­simo, y ser su primer ejemplo también, porque en ocasiones, somos los llamados "adultos" los que más barbaridades cometemos como, por ejemplo, exponernos al sol durante horas y horas sin reaplicar el protector

Si proteger la piel es importante durante todo el año, en verano lo es todavía más, ya que el sol y el calor están mucho más presentes. Enseña a los más pequeños a cuidar y proteger su piel siguiendo estos básicos y esenciales consejos:

10 consejos para saber cómo tomar el sol adecuadamente 

1. Conoce tu nivel de tolerancia: Lo primero es aprender qué tipo de piel tienes y tu tolerancia al sol. Así podrás valorar mejor cuánto tiempo puedes exponerte y qué producto necesitas. Vamos a mostrarte la escala Fitzpatrick, una de las herramientas dermatológicas más usadas para conocer el fototipo de la piel:

  • Fototipo 1: Piel pálida y delicada, incapaz de broncearse. Suelen ser pelirrojos. A menudo sufren reacciones alérgicas al sol y se queman con mucha facilidad.
  • Fototipo 2: Piel clara y sensible en personas rubias o castañas claras. Se broncean muy poco y se queman ante una exposición al sol prolongada.
  • Fototipo 3: Es una piel de tonalidad intermedia en individuos con cabellos castaños. Se broncean de forma gradual, pero se queman en alguna ocasión.
  • Fototipo 4: Corresponde a personas de cabello moreno. Se broncean con facilidad.
  • Fototipo 5: Está presente en las personas con piel morena y cobriza que difícilmente se queman por el sol.
  • Fototipo 6: Pieles negras que rara vez se queman pues tienen gran resistencia a la exposición solar

2. ¿Cómo se debe tomar el sol? Un consejo fundamental sobre cómo tomar el sol de forma adecuada es limitar el tiempo de exposición. Las horas en las que no deberías exponer tu piel en absoluto son de 12.00h a 167.00h. ¿El motivo? Es el periodo en el que los rayos solares resultan más agresivos porque llegan perpendicularmente, incidiendo más sobre nuestra piel.

Las mejores horas para tumbarnos al sol son al principio de la mañana o al final de la tarde, cuando los rayos inciden de forma indirecta. ¡Ah! Y no olvides aplicarte el protector solar 30 minutos antes de tomar el sol y repetir esa aplicación cada dos horas.

3. ¿Cuánto tiempo se debe tomar el sol? Sobre todo al principio, y aunque tengas muchas ganas de broncearte, no te expongas de manera prolongada y siempre evita las horas más peligrosas. Conseguirás un bronceado más duradero sin dañar la piel.

Recuerda que los expertos aseguran que no se debe exponer la piel al sol sin fotoprotección más de 29 minutos y que nuestra piel solo necesita 20 minutos tres días por semana para sintetizar la vitamina D que precisa.

4. Compra el protector solar adecuado. Cuidar tu piel es lo más importante, por lo que no dudes en adquirir un protector solar de calidad.Asegúrate de que te resguarda de los rayos UVB, que son los que provocan mayores daños a largo plazo en la piel, como el cáncer de piel o el envejecimiento prematuro. Así como de los UVA, que a pesar de tener menos energía que los UVB, también pueden resultar nocivos.

¿Necesitas que te recomendemos algunos protectores solares?

5. Qué significa el número FPS. Seguro que te has fijado en que los protectores solaren contienen un número FPS (Factor Protector Solar) ¿verdad? Pero, ¿realmente sabes lo que significa? Nos sirve para conocer el índice de capacidad protectora del producto y saber durante cuánto tiempo vamos a estar protegidos. Para averiguarlo, solo debes multiplicar el factor de protección por el tiempo de protección natural de la piel.

La protección natural de la piel depende del tipo de piel que tengamos, puede ir de 10 minutos, si tienes la piel muy clara, a 30 minutos si es más oscura. Por ejemplo, las pieles muy claras se protegen de forma natural durante 10 minutos, por lo que con un factor 15, estará protegida durante 150 minutos.

Es importante tener en cuenta que también influye la cantidad de crema que se aplica y que las reposiciones sean frecuentes.

6. Cubre cada rincón de tu cuerpo. Sé generosa con el protector y repártelo a conciencia por todo el cuerpo. Seguro que no quieres encontrarte con desagradables sorpresas, como unos empeines quemados porque has olvidado protegerlos. Y si lo que te molesta es esa sensación pegajosa que tienen algunos productos, te aconsejamos la Bruma Protectora Refrescante IP50+ de Delial, con una fórmula invisible en la piel, resistente al agua y muy refrescante.

7. Cuida tus ojos con las gafas de sol adecuadas. ¿Cómo tomar el sol sin que tus ojos sufran lo más mínimo? Asegúrate de que tus gafas de sol cuentan con una homologación CE auténtica y que incluyen información del filtro solar, que puede ir de 0 a 4. A mayor luminosidad solar del ambiente, más alto deberá ser el filtro que necesitemos.

8. Protege de forma especial las zonas sensibles. Utiliza un factor más alto en las zonas más sensibles de la piel. Seguro que ya lo has adivinado, se trata de partes de la cara como el contorno de ojos, la nariz y las orejas; así como el escote y el cuello o los lunares.

Delial tiene para ti su Crema Protectora Facial Sensitive Advanced, anti-sequedad con glicerina y especialmente diseñada para esas partes tan delicadas.

9. Bebe mucha agua. Durante y después del bronceado, ya que la piel necesita hidratarse para generar la melanina que será la base de un moreno bonito. Es recomendable beber el agua de forma espaciada y poco a poco. Es una forma de evitar además insolaciones y golpes de calor.

10. Los niños, los más vulnerables. Los bebés y niños menores de 3 un años no deben exponerse nunca a la luz directa del sol y los menores de un añoe incluso han de protegerse de la luz indirecta. Cuando son un poco más mayores, ya pueden acompañarnos a la playa o la piscina, pero con las máximas precauciones. Puesto que su piel es más débil y fina, no disponen de la cantidad de melanina necesaria para protegerse.

Para los niños, confía en la amplia variedad de la gama Sensitive Advanced Niños de Delial, con productos IP50+ como por ejemplo:


Ahora que conoces nuestro decálogo sobre cómo tomar el sol (y no quemarte en el intento), síguelo paso a paso para disfrutar al máximo del que puede ser el verano de tu vida. ¿A qué estás esperando?


 

 

 

Productos recomendados