¿Tiene “efectos secundarios” de la vitamina C en la piel? ¿Tiene “efectos secundarios” de la vitamina C en la piel?

¿Tiene “efectos secundarios” de la vitamina C en la piel?

La vitamina C es un nutriente esencial necesario para el crecimiento y desarrollo. Además de ser un ingrediente básico en nuestra dieta, también es muy popular en cosmética. Sus propiedades reparadoras y antioxidantes ayudan a la producción de colágeno y a prevenir el envejecimiento prematuro en todo tipo de pieles, pero, ¿tiene algún “efecto secundario” la vitamina C en la piel? 

Vitamina C en cosmética

 

Durante 2020, la vitamina C fue el ingrediente cosmético más buscado según Google. No es para menos: se trata de un potente elemento con eficacia demostrada. 


El cuerpo no produce vitamina C por sí mismo, por lo que tenemos que proporcionarle la cantidad necesaria cada día. Contribuye a la reparación de tejidos y es un antioxidante realmente potente. Esto se aplica a la dieta, pero también al cuidado de la piel.

La vitamina C ayuda a la producción de colágeno desde las células de la piel. Su acción antioxidante la protege de los radicales libres que aceleran el envejecimiento a partir de los 20 años. Su aplicación desde ese momento en adelante favorece a iluminar el rostro, disminuir la aparición de arrugas y líneas de expresión y evitar la flacidez. 


Quienes la prueban, repiten. La vitamina C es un must en las rutinas de cuidados de cualquier piel.

¿Tiene “efectos secundarios” la vitamina C en la piel?

 

Al hablar de efectos secundarios quizá estés pensando en algo malo, pero… ¡nada de eso! Los “efectos secundarios” de la vitamina C sobre la piel están científicamente demostrados, por lo que después de unas semanas de aplicación podrás ver por ti misma los siguientes cambios:

  • Menos arrugas de expresión y signos de la edad, gracias a la producción de colágeno.
  • Disminución de las manchas solares. La vitamina C es un nutriente capaz de reducir la pigmentación y unificar el tono.
  • Reparación de tejidos.
  • Piel visiblemente más luminosa, elástica y lisa.

Vitamina C, el ingrediente que no debe faltar en tu rutina facial

 

¿Qué pasa si combinamos el gran poder iluminador de la vitamina C con la hidratación de una crema? El nuevo sérum anti manchas es un producto súper completo que viene a cumplir con las necesidades básicas de cuidado facial gracias a su revolucionaria fórmula. 


Puedes aplicarlo cada mañana sobre la piel limpia, sin necesidad de añadir una hidratante después. Recuerda que durante todo el año - ¡y no solo en verano! - es más que recomendable añadir una crema con factor solar al final de la rutina de cuidados para protegerte de los rayos UV. Aporta 72 horas de hidratación, ilumina y alisa la piel, reduce visiblemente y previene las manchas debidas a los rayos solares.