Cómo tratar la piel seca por el frío Cómo tratar la piel seca por el frío

Cómo tratar la piel seca por el frío

Te contamos cómo tratar la piel seca por el frío para que las bajas temperaturas y la calefacción a pleno rendimiento no te pasen factura


El frío del invierno es una amenaza para la piel, tanto de tu rostro como de otras zonas de tu cuerpo como las manos o los labios. La bajada de temperaturas y una mayor exposición a la calefacción, la chimenea y otras fuentes de calor hacen que la piel presente un aspecto más seco y apagado que el resto del año.

Además, en los meses de invierno la piel suele perder agua y mostrarse más deshidratada que de costumbre. Algunas señales de alerta son el enrojecimiento, la tirantez, la descamación e incluso los picores. Para ello, se debe prestar especial atención al cuidado diario, además de otros pequeños gestos como regular la temperatura del termostato, ventilar con regularidad o proteger las zonas más sensibles como las manos. 

Nos hemos propuesto ayudarte a mantener la piel suave e hidratada durante todo el invierno. ¿Quieres saber por qué se seca la piel con el frío? ¿Cómo afecta la bajada de temperatura a la salud de tu piel? ¿Cómo tratar la sequedad de la piel en invierno? ¿Qué productos te ayudarán a mantener la piel cuidada con la bajada de temperaturas?


¿Por qué se seca la piel con el frío?

La llegada del invierno, y con él el frío en la calle y el calor en los interiores, supone una amenaza para la piel de tu rostro y de tu cuerpo en general. ¿A qué es debido?

  • Con el frío y los cambios bruscos de temperatura el agua de la epidermis se evapora más fácilmente, por lo que cobra más importancia que nunca el gesto de hidratar la piel a diario.
  • El frío, a veces acompañado del viento, provoca que aparezcan las temidas rojeces y en ocasiones el resecamiento y la descamación de la piel. 

¿Cómo afecta la bajada de temperaturas a la piel?

Todas las estaciones del año afectan de una manera u otra a la piel, pero es en invierno con la bajada de temperaturas y los cambios más bruscos cuando la piel presenta un aspecto menos saludable, por lo que hay que realizar un cuidado más intensivo y constante. Esto es lo que suele pasarle a la piel con la bajada de temperaturas.

  • Más seca y con poros poco visibles.
  • Más fina y más tensa.
  • Menos luminosa y sin brillo
  • Tendencia a las grietas y descamación.

¿Cómo tratar la piel seca en invierno?

Te brindamos unos tips para que combatas las bajas temperaturas con buenos hábitos y con buenos aliados en forma de productos cosméticos. ¡Toma nota!

  1. Exfolia antes de hidratar. Con este paso eliminarás las células muertas y tu piel absorberá mejor la crema hidratante. Utiliza un exfoliante suave como el Pure Active Garnier 3 en 1 que elimina las impurezas, reduce las impurezas y consigue un rostro más uniforme.
  2. Limpiar la piel del rostro es un gesto que no debes saltarte. De esta manera la regeneración celular que se produce por la noche será más efectiva. Para esta época del año, te recomendamos un agua micelar especial para pieles sensibles.
  3. No descuides tu rutina de hidratación diaria, tanto por la mañana como antes de irte a dormir. Por la mañana, aplica una crema con activos hidratantes (hialurónico, vitamina C, glicerina…) y reparadores como aceites vegetales y ceramidas. Te recomendamos la hidratante nutritiva con ácido hialurónico de Garnier Bio.
  4. Aplícate un sérum para multiplicar el efecto de la crema hidratante. Busca uno que hidrate a fondo y también regenere como el sérum con Vitamina C de Garnier.
  5. Usa protección solar también en invierno. Los rayos de sol traspasan igualmente tu piel, por lo que debes proteger las zonas expuestas al sol como el rostro, el cuello o las manos antes de salir de casa. Los rayos UVA, responsables de la aparición de manchas, flacidez y sequedad, son casi tan perjudiciales como en verano. Prueba la crema facial antimanchas con SPF50 de Garnier.
  6. Cuida tus manos. Son tu carta de presentación a la hora de relacionarte con otras personas. Si quieres que luzcan bonitas y que el frío no les afecte, presta atención a su cuidado. Empieza por protegerlas con unos guantes y aplica una crema de manos reparadora varias veces al día para una apariencia impecable.