Rostro inferior de chica tocandose la cara con las manos Rostro inferior de chica tocandose la cara con las manos

Suaviza e ilumina la piel apagada en 5 minutos

Uno de los problemas de piel más frecuentes que sufrimos las mujeres es la piel apagada, ésta nos hace lucir cansadas y sin brillo

Para contrarrestar esta preocupación, intentamos probar productos que eliminen la sequedad y así­ aportar vida a nuestro rostro, pero, en múltiples ocasiones, no usamos los productos adecuados según nuestro tipo de piel y, en lugar de resolver el problema, lo empeoramos aún más.

Causas de la piel apagada

En el dí­a a dí­a, nos enfrentamos a las duras condiciones ambientales, a las largas horas de trabajo, a la contaminación, a las pocas horas de sueño... A estas rutinas, hay que añadir los hábitos alimenticios y el consumo del tabaco y el alcohol, todo ello afecta negativamente a nuestra piel y hace que pierda su vitalidad, haciéndola ver apagada, muchas veces seca y sin brillo. ¡Pero no te desesperes! Porque todo en esta vida tiene solución, y la piel apagada también, solo hay que ponerse manos a la obra y cuidarla un poco más de la cuenta.

Claves para combatir la piel apagada

Si eres dueña de una piel apagada, deberí­as llevar a cabo los siguientes hábitos para decirle adiós:

  • Evita usar jabones, en su lugar, utiliza productos y geles espumosos y cremosos. ¡Pero que no sean muy grasos!
  • Utiliza productos humectantes, estos te aportarán elasticidad y mejorarán el funcionamiento de las glándulas sebáceas.
  • Realiza una exfoliación una vez por semana, trata de hacerlo con productos naturales que no resequen tu piel.
  • Usa mascarillas hidratantes, son una estupenda solución para hidratar profundamente el cutis. La gama Rescue Masks dispone de varias de ellas, cada una va dirigida a un problema especí­fico de la piel, en el caso de la piel apagada la ideal es la Rescue Mask Iluminadora. Debido a que posee una textura gel para pieles apagadas capaz de alisar, suavizar e iluminar la piel en apenas 5 minutos.
  • Antes de acostarte, limpia tu rostro e hidrátalo dándote pequeños masajes circulares con tus dedos, así­ activarás la circulación y relajarás tu rostro.
  • Cuida la piel desde dentro. Para ello debes consumir al menos 2 litros de agua al dí­a y llevar a cabo una dieta equilibrada.

Para que esto dé resultado, debes ser constante y lo más importante, ¡no desanimarte! Verás cómo en muy poco tiempo lucirás un rostro resplandeciente y sin imperfecciones. ¡Despí­dete ya de la piel apagada!