Mujer lavándose la cara Mujer lavándose la cara

Momento beauty, rutina diaria de limpieza facial casera

Es de vital importancia seguir una limpieza facial diaria

Una o dos veces al mes, limpiar más en profundidad las impurezas que puedan aparecer en tu piel marcará la diferencia.

La contaminación a la que nuestra piel está expuesta a diario, el maquillaje,  las radiaciones solares y el clima son los agentes externos que se encargan de obstruir los poros de nuestra piel y de ensuciarla progresivamente. Por ello, hoy te dejamos una rutina diaria, con un extra, para que, a pesar de seguir a diario este ritual de limpieza, por lo menos 2 veces al mes, limpies en profundidad la suciedad y las impurezas de tu piel con la ayuda del Gel Carbón 3 en 1.

1. Limpia dos veces al día

Este es el primer paso que has de seguir, lleves o no maquillaje. Con ayuda de un algodón, o de tus propias manos y agua, procederás a limpiar tu rostro. Si no utilizas maquillaje a diario, te sorprenderá ver que al pasar el algodón por tu cara, este saldrá con restos negros o marrones. ¡Ahí­ tienes la prueba de que no sólo el maquillaje es el que deja tu piel manchada!

Con el Agua Micelar de Garnier, podrás atrapar la suciedad de forma rápida y efectiva con ayuda de un algodón y sin necesidad de aclarar. No solo te desharás del maquillaje, si no de toda las toxinas que acumula tu piel a lo largo del dí­a o que expulsa durante la noche.

2. Vuelve a limpiar

Después de haber retirado el maquillaje y la suciedad de la cara, es el momento de limpiar en profundidad el rostro. Para ello, te recomendamos el Gel Carbón 3 en 1 de Pure Active. Su fórmula con carbón activo permite eliminar las impurezas de la piel y el exceso de sebo.

3. ¡Exfóliate!

Una vez a la semana, es importante exfoliar la piel para retirar las células muertas de la piel y reducir los puntos negros y las imperfecciones. Nosotros te sugerimos que uses el Gel Carbón 3 en 1 de Pure Active que cuenta con una fórmula 3 en 1 que puede usarse como gel limpiador, exfoliante y mascarilla.

Simplemente debes aplicar un poco de producto sobre el rostro húmedo y masajear en movimientos circulares. Después, aclara abundantemente y descubrirás lo suave que se te ha quedado la piel.

4. Usa una mascarilla

Una vez a la semana, puedes regalarte un momento de relax con una mascarilla. Para ello, si tienes la piel con puntos negros e imperfecciones, puedes usar el Gel Carbón 3 en 1 que te hemos presentado. Simplemente deberás aplicarlo sobre la piel seca y esperar alrededor de 10 minutos antes de aclararte. 

En el caso de que seas fan de las mascarillas de tela, puedes recurrir a nuestra gama Tissu Mask donde encontrarás la mascarilla perfecta para tu tipo de piel y sus necesidades.

5. Aplica el tónico

También para uso diario y para limpiezas profundas. Es el penúltimo toque. Gracias a él, conseguirás darle ese toque final a la limpieza de tu rostro, pues es el encargado de calmar, hidratar y refrescar cada poro de tu piel. Además de atrapar cualquier suciedad que haya podido quedar.

Con la ayuda de un algodón, y a pequeños toques, lo pondrás en cada parte de tu rostro, dejándolo secar al aire libre sin aclarado alguno.

6. Hidrata la piel

El paso final en toda limpieza facial. Es la encargada de brindar protección a todo el proceso y a todo tu rostro de las agresiones externas.

Su aplicación debe ser diaria, y mucho más cuando se va a aplicar maquillaje. Al igual que con las aguas micelares, los tónicos y los geles limpiadores, Garnier ha creado una crema hidratante especí­fica para cada tipo de piel: seca, normal a mixta y mixta a grasa. Puedes encontrar toda la variedad en la Gama Botánica de SkinActive compuesta a base de un 96% de ingredientes de origen natural y no contiene parabenos, siliconas o colorantes sintéticos.

Si después de seguir esta rutina cada día, quieres que la limpieza de tu piel dure más tiempo, descubre aquí las rutinas de tu día a día que afectan a tu piel.  

Que cuidar tu piel y realizar una correcta rutina diaria para una limpieza facial casera no sea una excusa. Es importante adaptar esta rutina a tu tipo de piel: si tu piel es grasa o si tienes la piel sensible, la rutina de cuidados será diferente. Por muy poco, con Garnier, puedes conseguir resultados muy grandes y muy beneficiosos para tu rostro. ¡Toma nota, y no pierdas detalle de las novedades que preparamos para ti en nuestro blog!