Cómo ponerse una mascarilla facial y sacarle el máximo rendimiento Cómo ponerse una mascarilla facial y sacarle el máximo rendimiento

Cómo ponerse una mascarilla facial y sacarle el máximo rendimiento

La mascarilla facial es uno de esos productos que debes incluir en tu rutina de belleza. Te contamos cómo usarla para presumir de un rostro de cine.

¿En ocasiones te levantas con la piel apagada y con un aspecto más cansado del habitual? ¿En verano notas la piel más seca y áspera al tacto? ¿Necesitas un chute de vitalidad y luz en tu rostro? Si quieres que tu piel luzca sana, revitalizada y recobre su brillo natural, debes añadir una mascarilla facial a tu rutina de limpieza.

Este tratamiento de belleza intensivo destaca por su alta concentración de activos, ofreciendo múltiples beneficios a la piel del rostro: una mayor hidratación, elimina los signos de fatiga, aporta firmeza a la piel… Y lo mejor de todo, ¡en un tiempo récord!   

Tan importante es el tipo de mascarilla facial que elijas que saber cómo usarla bien para presumir de un cutis sobresaliente. Cuando una mascarilla no se pone de forma correcta, el efecto no es el esperado y podría parecer que no has utilizado nada. 

Sigue nuestros pasos sobre cómo ponerse la mascarilla facial de forma correcta y mejora el estado de la piel de tu rostro en 3, 2,1… ¿Estás preparada para brillar?

¿Cómo se aplica una mascarilla facial? 

¿Cómo se debe aplicar la mascarilla facial para sacarle el máximo partido? Para conseguirlo, sigue estos pasos.

  1.  Antes de aplicar la mascarilla, limpia bien tu piel con agua tibia. Utiliza un gel desmaquillante de uso diario como el Gel Micelar Todo en Uno de Garnier. De esta forma tu rostro queda listo para absorber mejor el producto.
  2. Recoge tu cabello para que la cara y el cuello estén despejados. Un gesto que parece obvio y que resulta fundamental.
  3. Despliega la mascarilla facial y haz que se ajuste  a los contornos de tu rostro. Empieza desde la frente hacia abajo hasta llegar al cuello.
  4. Retira la película protectora con mucho cuidado. ¡La mascarilla está lista!
  5. Deja actuar el producto sobre tu rostro durante el tiempo que indique en el envase, normalmente estará lista entre cinco y diez minutos después de la aplicación.  
  6. Transcurrido ese tiempo, retira la mascarilla y da un ligero masaje al rostro con movimientos circulares desde dentro hacia afuera para que tu piel absorba mejor los principios activos de la mascarilla facial.
  7. Si tienes producto sobrante en algunas zonas, retíralo con ayuda de un algodón.
  8. Para proporcionar a tu piel un extra de hidratación, aplica tu crema hidratante diaria después de la mascarilla facial. Si vas a salir a la calle, no te olvides del protector solar.

¿Qué mascarilla le va bien a la piel de mi rostro?

¿Cuál es el mejor momento para aplicar la mascarilla facial?

Según los expertos, la mascarilla facial debe utilizarse una o dos veces por semana, siempre en días alternos. Un buen momento para aplicarte la mascarilla podría ser después de cenar y antes de irte a dormir, a eso de las 21 de la noche. Es en ese momento cuando la piel entra en un proceso de regeneración celular y se potenciarán los efectos de la fórmula. Recuerda que siempre debes hacerlo con la piel limpia y seca.

Debes tener en cuenta que una mascarilla facial no solo consigue mejorar el estado de la piel del rostro, sino que también te regala un rato de relax y placer, por lo que cualquier momento es bueno cuando se trata de cuidarse y encontrar tiempo para una misma. 

Ahora que sabes cómo utilizarla, ya estás lista para incluir la mascarilla facial en tu rutina de belleza.