Diferencia sérum y crema antiarrugas Diferencia sérum y crema antiarrugas

¿Cuáles son las diferencias entre el sérum y la crema antiarrugas? ¡Resolvernos todas tus dudas!

Sigues al día las novedades sobre cosmética facial y conoces todos los productos recomendados. Ejem, ejem, ¿todos?

Porque si hay un tándem perfecto que necesitas incorporar a tu rutina diaria es el que forman el serum y la crema antiarrugas. Ahora bien, ¿sabes sus diferencias y cómo usarlos correctamente?

Un día, te miras en espejo y las ves por primera vez. Esas pequeñas arruguitas que empieza a mostrar tu piel son un señal de tu sabiduría, tu madurez y de todo lo que ya has vivido.

Pero una cosa no quita la otra. Aunque paseas tu edad con orgullo, también quieres que tu piel luzca el aspecto cuidado de siempre. Hay muchos productos a los que recurrir, pero, ¿cuál escoger?, ¿cuál es la diferencia entre sérum y crema antiarrugas? ¿Debo combinarlos? ¡Qué lío! 

Como siempre te decimos, cero complicaciones, con esta pequeña guía que hemos preparado para ti, estás a punto de convertirte en un experto.

¿Qué es y para qué sirve un sérum?

Si estás dudando entre sérum o crema antiarrugas, nada mejor que comenzar explicando cada concepto.

 

El sérum es una solución para la piel que se caracteriza por su alta concentración de ingredientes activos. Resultan tremendamente efectivos a la hora de cuidar el rostro pues, además, están diseñados para penetrar más fácilmente, llegando a lo más hondo de las capas de la epidermis.

 

Es importante que escojas el sérum que mejor se adecúa a tu tipo de piel. Por ejemplo, si necesitas un producto que reduzca la apariencia de las manchas oscuras de tu rostro y te aporte luminosidad, el Serum Anti Manchas con Vitamina C de Garnier está pensado para ti. 

Entre sus ingredientes encontrarás un derivado de la vitamina C, niacinamida y ácido salicílico. En poco tiempo, notarás una piel más unificada y suave, mientras que las manchas serán menos visibles.

 

También te interesa conocer la Crema Sérum con Vitamina C y SPF 25. Tiene un alta concentración de serum en un cuidado 2 en 1 con SPF25 para proteger tu piel de las manchas debidas al sol , reducir los signos de fatiga, iluminar y mejorar la uniformidad de la piel..

 

¿Y la crema antiarrugas?


La crema antiarrugas es otro un magnífico aliado, pero con matices diferentes. Por lo general, suelen ser formulaciones hidratantes que incluyen componentes para suavizar las líneas de expresión, prevenir las pequeñas arrugas y la flacidez, iluminar la piel o mostrar un aspecto más homogéneo.


La Crema de Día Facial Hidratante Anti-arrugas 45+ años, por ejemplo, es una solución excelente. Un cuidado diario que proporciona una acción anti-envejecimiento global contra los signos visibles de la edad a partir de los 45 años. Enriquecido con células  vegetales y aceite rico en Omega 6 para nutrir la piel y reducir arrugas marcadas.


¿Cuál es la diferencia entre sérum y crema?

Ya ves que los dos productos tienen algunos propósitos similares, pero igualmente hay diferencias claras entre ellos:

 

  • Textura. El sérum suele ser más fluido y ligero y está diseñado para que se absorba rápidamente.
  • Ingredientes. La fórmula del sérum es más concentrada. Son componentes activos que actúan en las capas más profundas de la epidermis.
  • Cantidad. Por eso mismo, solo se necesita una pequeña cantidad de sérum para notar sus efectos.
  • Objetivos. Ambos productos cuidan el rostro, pero el sérum nutre intensamente y prepara la piel para tratamientos posteriores.

Y, entonces, ¿cómo los utilizo?

La gran duda: ¿si uso sérum, puedo emplear también crema? No solo puedes, sino que debes. Ambos productos son complementarios, totalmente necesarios y en equipo, potencian sus beneficios, proporcionándote esa imagen nutrida y cuidada que tanto deseas.

 

Así que cada mañana, sigue estos sencillos pasos para tener la rutina facial más completa:

  •  Prepara tu rostro, limpiándolo y eliminando las impurezas.
  • Aplica unas gotas de sérum y repártelas por todo tu rostro, con un suave masaje.
  • Cuando este ya se haya absorbido, será momento de usar la crema antiarrugas, intensificando así la eficacia de ambos productos.

Ahora que ya sabes no solo las diferencias entre sérum y crema antiarrugas, sino cómo los dos se completan de forma fabulosa, no lo dudes más. ¡Consigue una piel firme y luminosa de la manera más sencilla!