¿Conoces los beneficios del aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta está revolucionando el mundo de los cuidados de la piel gracias a sus propiedades

Es de origen natural y se utiliza por su gran poder hidratante, regenerador y reparador: te contamos cuáles son las virtudes del aceite de rosa mosqueta y cómo tienes que utilizarlo.

La edad, el clima, el estrés del día a día, la contaminación… nuestra piel sufre a diario un montón de pequeñas agresiones externas. Incorporar a esas ajetreadas jornadas un rato para cuidarse es esencial para mantener la piel limpia, hidratada y luminosa. El aceite de rosa mosqueta es un producto totalmente natural con grandes propiedades reparadoras: ayuda a la eliminación de manchas, suaviza cicatrices y contiene antioxidantes súper potentes.

¿Qué es la rosa mosqueta?

Pertenece a la familia de las rosas. Es un arbusto silvestre llamado Rosa Eglanteria, que crece en Europa (especialmente en Reino Unido) y en la parte sur de la Cordillera de los Andes (Chile y Argentina), principalmente. El aceite que utilizamos en cosmética se extrae de sus semillas realizando una presión en frío. Casi un 80% del aceite son ácidos grasos esenciales, que son los responsables de su gran capacidad regeneradora.

7 propiedades top del aceite de rosa mosqueta

Las propiedades del aceite de rosa mosqueta están demostradas científicamente: gracias a su composición es uno de los productos naturales más eficaces contra el envejecimiento y la prevención de desequilibrios en la piel. Estas son sus principales propiedades:

Hidratación en profundidad

Funciona hasta en las pieles más secas gracias a su gran contenido en ácidos grasos esenciales: aproximadamente 41% de ácido linoleico, 39% de ácido linolénico, y 16% de ácido oleico.

Retrasa la aparición de arrugas

Gracias a su súper poder regenerador y su contenido en vitamina E, ayuda a combatir y suavizar las arrugas no muy profundas y líneas de expresión.

Reduce estrías y manchas

Mejora el aspecto de la piel visiblemente. Redistribuye la pigmentación, por lo que ayuda a que las manchas desaparezcan y mejora la textura de la piel.

Ayuda a prevenir el daño del sol

Genera melanina, que previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas de las radiaciones solares sobre la piel.

Propiedades reparadoras

El aceite de rosa mosqueta es un gran aliado para que la piel se recupere tras una herida o quemadura. También es ideal para suavizar cicatrices.

Regeneración

Sus efectos también llegan a capas más profundas de la piel ayudando a las células a producir colágeno y elastina, claves para la firmeza del rostro.

Efecto calmante

Estimula la presión sanguínea y tiene efecto analgésico: ya se está utilizando para tratar los dolores asociados a algunas patologías, como la artritis.

 

¿Cómo usar el aceite de rosa mosqueta en el rostro?

La clave para notar los beneficios del aceite de rosa mosqueta es ser constante en su aplicación. Se puede aplicar dos veces al día - mañana y noche - o solo en la rutina de cuidados faciales del final del día.

  • Primero, limpia tu piel como sueles hacer, con agua micelar o aceite limpiador, y retira con un algodón.
  • Sobre la piel limpia, aplica una pequeña cantidad (con unas gotitas es suficiente) y masajea suavemente hasta que se absorba por completo.
  • Puedes extenderlo por toda la cara o solo en aquellas zonas que necesiten beneficiarse de sus propiedades: líneas de expresión, cicatrices, manchas…
  • Si lo prefieres, puedes añadir unas gotitas a tu crema hidratante facial o corporal y aplicar a la vez.

 

 

 

Productos recomendados