Chica rubia sonriendo Chica rubia sonriendo

Cómo rejuvenecer y favorecer la regeneración de la piel

Cuando la piel no está en condiciones óptimas de hidratación, si además dejamos que los factores externos influyan negativamente en ella, el tejido se debilita produciendo inflamaciones o las temidas arrugas

Además, el sol al que vas a estar expuesta durante el verano puede envejecer tu piel y necesitarás no solo una protección, sino también algunos trucos para rejuvenecer el rostro y lucir un moreno saludable.

¿Cómo se regenera la piel?

El proceso de regeneración de la piel es muy sencillo, aparentemente: se protege durante el dí­a y se regenera durante la noche (de ahí­ los beneficios del sueño para la salud). Sin embargo, el proceso de renovación celular cambia a lo largo de la vida, no es tan fácil regenerar la piel a los 50 años como a los 20. Aun así­, hay cuidados comunes que ayudan en cualquier etapa de la vida.

El proceso desde que una célula nace en la capa basal, la más profunda de la epidermis, hasta que muere en la queratinización y se produce la descamación, dura entre una y tres semanas. Durante la juventud, la expresión "las hormonas están a flor de piel" es literal y estas son esenciales en la regeneración cutánea, pero cuando se es adulto el proceso es más lento.

Los cuidados externos son muy importantes. Durante el dí­a puedes ayudar a tu piel protegiéndola de los agentes externos, sobre todo de los rayos UV tan dañinos, con protección solar adecuada a tus necesidades.

Durante la noche, es esencial dormir bien. Mientras duermes se libera la hormona del crecimiento. De adultos parece que no nos sirve porque no ganamos centí­metros, pero nada de eso. Esta hormona nos ayuda a cicatrizar las lesiones de la piel y a renovar las células. Junto con la relajación de los músculos y de la circulación sanguí­nea, hace que la regeneración de la piel sea eficaz y que el rostro esté más rejuvenecido por la mañana.

Trucos para rejuvenecer la piel desde dentro y desde fuera

Entre los trucos para cuidar la piel más sencillos, y que solemos olvidar con bastante facilidad, están la hidratación, el dormir bien y la alimentación. Y es que para rejuvenecer el rostro lo primero que debes hacer es cuidar la piel de todo tu cuerpo, no solo de la cara.

¿Sabí­as que existen alimentos para rejuvenecer la piel desde dentro? Frutas como la naranja, las fresas o el melón, que tanto apetecen durante el verano, son ideales para hidratar y regenerar la piel por su alto contenido en vitaminas y agua. Si a esto le unes la proteí­na de origen animal que encontrarás en el huevo o los lácteos, y el efecto antioxidante de los frutos secos, el aceite de soja y de oliva o el marisco, conseguirás una piel sana y radiante. Estos son algunos de los ingredientes que más favorecen el proceso de regeneración que hemos comentado anteriormente.

Por otra parte, hacer deporte facilita la liberación de endorfinas y favorece el flujo sanguí­neo, lo que hace que las células de la piel también estén "bien alimentadas" y consigan tener un mejor aspecto.

Una vez que has conseguido cuidar la piel por dentro para rejuvenecer tu rostro, no puedes dejar que se estropee el resultado. Hábitos como el fumar o el consumir alcohol deshidratan la piel y le proporcionan toxinas. El resultado no es el que quieres, así­ que ¡ponle remedio!

¿Y los cuidados externos? Aparte de la protección solar durante el dí­a para ayudar a la piel, por la noche puedes colaborar en el proceso de regeneración para que sea más efectivo. Sobre todo ahora en verano, una vez acabes la jornada playera llega el momento de aplicar after sun. Es igual de importante que la crema protectora, ya que refrescará tu piel y la mantendrá hidratada evitando esa tirantez tan desagradable.

También puedes aprovechar los beneficios del sueño y aplicarte una crema desfatigante durante la noche, como Sleeping Cream. Además de notar tu piel más suave, revitalizada y descansada al dí­a siguiente, esta crema tiene propiedades anti-edad, por lo que resulta el complemento perfecto para rejuvenecer el rostro y regenerar la piel.

Como ves, cuidarte es muy sencillo si pones algo de tu parte. Siguiendo estos consejos conseguirás una rutina agradable que dará resultados desde el primer dí­a y se mantendrán durante toda la vida. ¡A presumir de piel!