mujer morena sonriendo con fondo rojo mujer morena sonriendo con fondo rojo

Envejecimiento prematuro de la piel: causas y cómo prevenirlo

El estrés, la falta de sueño o una mala alimentación pueden ser un combo fatal para acelerar los signos del tiempo en nuestra piel.

Notar el paso de los años en nuestro cuerpo es algo normal y la muestra de algo tan bonito como es vivir. Sin embargo, cuando los cambios que se asocian a la edad ocurren aún en la juventud, podemos estar ante un envejecimiento prematuro de la piel.

Algunas causas, como el cansancio o los malos hábitos como la exposición sin control al sol o el estrés, pueden acelerar este proceso de forma indeseada. 


¿El resultado? La aparición de signos de la edad antes de tiempo, como arrugas, manchas, pérdida de brillo y elasticidad…

Causas del envejecimiento prematuro

Identificar cuáles pueden ser los motivos por los cuales nuestra piel se está deteriorando de forma prematura es central para poder ponerle remedio.

  • Una de las causas más habituales del envejecimiento prematuro de la piel es la exposición a los rayos ultravioleta que vienen del sol y que pueden afectar a nuestra piel, incluso, en los días nublados o lluviosos. Además del sol, nuestro organismo los ingredientes que necesita para nutrirse y llevar a cabo procesos como la regeneración celular puede ser otra de las causas para un envejecimiento prematuro.
  • También relacionado con la alimentación y la falta de nutrientes, el seguimiento de dietas extremas o la pérdida drástica de peso en poco tiempo también puede apuntar a la aparición de signos de la edad, como la flacidez y la pérdida de colágeno y elasticidad.
  • Algunas pieles tienen tendencia a la sequedad y, por tanto, pueden mostrar arrugas o manchas con más facilidad que otras. Por lo tanto, la falta de hidratación es otra de las causas de envejecimiento prematuro que hay que tener en cuenta.
  • Lo mismo ocurre con el exceso de exfoliación, que puede causar sequedad e irritaciones.
  • Y por último, la falta de descanso, el estrés o algunas cuestiones relacionadas con la salud mental pueden alterar también los procesos habituales de regeneración de la piel.

¿Cómo prevenir el envejecimiento prematuro de la piel?

Para saber cómo prevenir el envejecimiento facial prematuro, lo primero que debemos hacer es identificar cuáles son los signos que está mostrando nuestra piel. Algunos de los más habituales son la piel flácida y apagada, las arrugas o líneas de expresión, las manchas. 


Si presentamos este tipo de signos antes de los 35-40 años, es probable que estemos ante un caso de envejecimiento prematuro de la piel. Recordemos que, más allá de esta edad, es normal que nuestro cuerpo cambie y poco a poco vayamos mostrando nuestra madurez.

Consejos para evitar el envejecimiento prematuro del rostro

A la hora de cuidar nuestra piel y evitar el envejecimiento prematuro y que se deteriore, nuestros hábitos juegan un papel fundamental. Por eso, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Hidratar, hidratar y volver a hidratar. El agua es la base de nuestro cuerpo y nuestra piel y es esencial para vernos jóvenes y visiblemente saludables. Emplear una crema hidratante en nuestra rutina facial es el primer paso para evitar el envejecimiento prematuro.
  2. Dime qué comes y te diré cómo está tu piel. Una mala alimentación tiene consecuencias directas en muchos aspectos, también en la salud de nuestra piel. Por ello, evitemos la comida basura y las grasas innecesarias e incluiremos en tu día a día la fruta y la verdura.
  3. ¡Adiós a las copas de más! Evitemos el alcohol, ya que es profundamente deshidratante.
  4. ¿Nicotina? ¿Qué nicotina? Al igual que el alcohol, el tabaco es otro de los factores perfectamente evitables que más perjudican nuestra piel.
  5. Duerme tus horas. Con el ritmo de vida de hoy en día, es fácil caer en la tentación de acostarse tarde y levantarnos pronto, pero el cuerpo necesita descansar.
  6. Evita el estrés. Aunque muchas veces no está en nuestra mano vivir sin problemas, quizá sí podamos aprender mecanismos y obtener herramientas para aliviar la ansiedad que nos generan.
  7. Por último, lo más importante: ¡protégete del sol! Los rayos UV son muy perjudiciales para nuestra piel y sus efectos pueden ser irreversibles, por lo que resguárdate y usa siempre crema solar, incluso en invierno. 

Para un cuidado para el envejecimiento prematuro de la piel, podemos utilizar, por ejemplo, la nueva línea Fluidos Anti- UV VITAMINA C, escoger entre la crema invisible o la Glow para un toque de color. Notarás cómo rejuvenece tu piel, dejándola uniforme y luminosa, al mismo tiempo que previenes los daños del sol. El tacto te enamorará porque no es nada grasa ni deja  residuos  blancos,  por lo que podrás usarlo como primer debajo del maquillaje.


Sólo siguiendo estas pautas, cambiando un poco nuestro estilo de vida y ayudándonos de algunos productos específicos, lograremos que nuestra piel tenga la juventud que se merece. Mejor prevenir que curar, ¿no? ¿Lo intentamos?

¿Sabías que nuestros productos
de cuidado del cabello tienen una
puntuación de impacto
social y medioambiental?