Trucos para sacar el máximo partido a un autobronceador facial

Llega el verano y ya apetece ver nuestra piel un poco bronceada. Si eres de las que tarda en coger colorcito o simplemente quieres limitar tu exposición solar sin renunciar al moreno tan favorecedor, hay una solución para ti: utilizar un autobronceador facial.

Después de un largo invierno llega el calor y nos pilla pálidas como fantasmas. Tenemos ganas de sol, pero sabemos que la piel de nuestro rostro sufre mucho: manchas, sequedad, envejecimiento… ¿Tenemos que renunciar a ese tono dorado tan favorecedor en la cara? La respuesta es no: existe una manera de lucir una piel bronceada sin pasar por el sol: utilizar un autobronceador facial.

¿Cómo funciona un autobronceador facial?

El autobronceador facial incluye en su fórmula un azúcar que, al entrar en contacto con las capas superficiales de la piel, produce un oscurecimiento de la misma. No tiene ningún inconveniente y es una gran alternativa para lucir una piel bronceada sin arriesgar la salud. Si dejas de aplicarlo, se irá desvaneciendo de manera natural. ¡Así de fácil!

 

Beneficios de pasarte al autobronceador facial

  • Evitas la exposición al sol y los daños asociados: envejecimiento prematuro, quemaduras, cáncer de piel.
  • Puedes aplicarlo durante todo el año: ¿por qué lucir moreno solo en verano?
  • Es duradero: no tienes que aplicarlo y quitarlo cada día, sino que su resultado dura varios días.
  • Puedes controlar la intensidad.
  • Cuando quieras dejar de verte bronceada es tan sencillo como dejar de usarlo.Cómo aplicar el autobronceador facial.

 

Para alcanzar el tono deseado lo mejor que puedes hacer es incorporar el autobronceador facial a tu rutina de cuidados de cada mañana. Sigue estos sencillos pasos:

 

  • Prepara tu piel: limpia tu rostro como sueles hacer, con agua micelar o gel. Te recomendamos que recojas tu pelo en una coleta o que coloques una cinta para tener la cara despejada en todo momento.

  • Aplica de manera uniforme prestando especial cuidado a la zona de los ojos y evitando cejas y nacimiento del pelo. Tip: puedes mezclar el autobronceador facial con la crema hidratante y aplicar homogéneamente.

  • Repite cada mañana hasta obtener el resultado deseado. Una vez que tengas el tono que quieres, puedes repetir una o dos veces a la semana para mantenerlo.

  • Lava bien tus manos después de aplicarlo.

  • Para un mejor resultado te recomendamos que exfolies la piel de la cara con un jabón suave o un guante especial al menos una vez a la semana, preferiblemente 24 horas antes de aplicar el autobronceador. El resultado será más uniforme.

El secreto de una piel bonita es mantenerla hidratada. No descuides tus rutinas y tu bronceado se verá espectacular.

 

¿Qué autobronceador utilizar?

Si has decidido que es el momento de decir adiós al sol y apostar por un autobronceador facial tenemos un par de recomendaciones para ti:

  • Loción autobronceadora para cuerpo y rostro con Vitamina E: consigue un bronceado natural sin marcas durante todo el año. Está enriquecido con aceite de albaricoque y vitamina E, que tiene propiedades antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel a la vez que la autobronceas. Su resultado dura hasta una semana.
  • Toallitas Autobronceadoras Rostro y Cuerpo: un must para conseguir un bronceado natural y saludable en cualquier época del año. El extracto de albaricoque contiene aceite rico en ácidos oléico y linoléico, con propiedades nutritivas para la piel.

 

Recuerda que un autobronceador facial no te protege del sol. Si vas a exponerte al sol necesitarás igualmente utilizar un protector solar igualmente.

PRODUCTOS RECOMENDADOS