Así es tu piel, así es el tipo de sérum que debes usar Así es tu piel, así es el tipo de sérum que debes usar

Así es tu piel, así es el tipo de sérum que debes usar

¿Qué tipos de sérum hay y cuál es el que más va contigo? Tenemos la respuesta

El sérum facial es considerado uno de los productos imprescindibles en la rutina de cuidado. ¿El motivo? Contiene una mayor concentración de principios activos que la crema hidratante, lo cual hace que su efecto de acción sea más inmediato, es cómodo de aplicar y su textura ligera hace que penetre mejor en la piel. Se aplica sobre el rostro limpio y antes de usar la crema hidratante.

Hay tipos de sérum para todas las edades y para cualquier tipo de piel, ¿quieres conocerlos y descubrir cuál es el mejor va contigo?

¿Qué tipos de sérum hay?

En la actualidad hay muchísimos tipos de sérum en función de tu edad, del tipo de piel y de los objetivos que te marques. Igual que no todas las pieles son iguales, la piel de una misma persona cambia según la edad que tenga: no es lo mismo la piel a los 20 que a los 40. 


Aprender a cuidarla en cada etapa de tu vida es fundamental para mantenerla sana y radiante. Entre los sérum más vendidos del mercado están los de vitamina C, los reafirmantes, los antiedad, los que hidratan en profundidad, los antimanchas… 


¿Qué sérum usar según tu edad y tu tipo de piel? 

Sérum para pieles jóvenes


Si tienes entre 20 y 30 años, el sérum no debe faltar en tu neceser. Te aportará hidratación y te ayudará a tener una piel con un aspecto saludable y cuidado en un futuro. Incluye en tu rutina diurna el sérum con Vitamina C de Garnier, con niacinamida y ácido salicílico. ¿Qué consigue? Reduce visiblemente las manchas oscuras del rostro y aporta luminosidad. Además, es apto para todo tipo de pieles, de rápida absorción y con acabado no graso.


Por la noche, apuesta por un serum con ácido hialurónico para un resultado más prolongado. Este ingrediente aporta muchos beneficios a tu piel, como por ejemplo: rellena las arrugas, retrasa los signos de la edad, hidrata, aporta firmeza y volumen y previene las manchas o pérdida de luminosidad. Si buscas una hidratación más profunda, consíguela con la mascarilla de tejido hidratante Mask Tissu, indicada para pieles con tendencia a la deshidratación. 


Sérum para pieles maduras


¿Has pasado la barrera de los 40? Con el paso de los años la piel pierde firmeza, elasticidad y volumen, y también empiezan a aparecer las marcas de la edad. Una buena rutina de skincare cobra más importancia que nunca. Si tienes manchas, marcas o arrugas, en los distintos tipos de sérum encontrarás una solución. Para la rutina diaria, apuesta por un sérum con ácido hialurónico, que rellene las arrugas y te dé un efecto lifting inmediato

 

¿Un consejo? Añade dos gotas del sérum con vitamina C para dar luminosidad al rostro y suavizar las manchas. 


¿Tienes la piel sensible?

 

Si tu piel se reseca con facilidad y tiende a enrojecerse, es posible que tengas una piel sensible. A veces no es algo crónico, sino que la piel se seca por factores externos así como el estrés o la contaminación. La solución es utilizar productos y fórmulas que cuiden tu piel, dándole un extra de hidratación y protección y consigan calmarla. 


Comienza tu rutina de cuidado por la mañana aplicando Agua Micelar. Con este paso eliminas la suciedad que se ha podido acumular mientras le das un primer toque de suavidad. Después de la limpieza no te olvides del sérum, ese paso que nunca debe faltar. El sérum con vitamina C penetra mejor en la piel gracias a su textura fluida. Además, potencia el efecto de los tratamientos posteriores. Y aunque actúa como línea de defensa frente a los rayos UV, no te olvides de usar un buen protector solar.

¿Cómo se aplica el sérum correctamente? 

  1. Limpiar la piel en profundidad. Antes de aplicar el sérum, asegúrate de que tu piel está limpia. 
  2. Aplica el sérum. La cantidad de producto varía en función de tu tipo de piel, pero la aplicación estándar es de dos gotas de producto o una cantidad que cubra la mitad de la yema de tu dedo aproximadamente. Después debes cubrir ligeramente la piel de tu rostro y de tu cuello. 
  3. Espera 3 minutos para que el sérum se absorba y desaparezca por completo de tu rostro. 
  4. Aplica tu tratamiento hidratante en función de tu tipo de piel. 
  5. En tu rutina de día no te olvides del protector solar.

¿Es mejor usar el sérum por la mañana o por la noche? 

El mejor momento de aplicación del sérum es tanto por la mañana como por la noche. Deja unas 12 horas entre cada aplicación para que tu piel absorba todas las propiedades y consigas unos excelentes resultados. 


Y recuerda, si tienes una agenda muy apretada y solo puedes usarlo una vez al día, lo mejor es hacerlo por la noche, porque tu piel descansa y la reparación es mayor.

¿Sabías que nuestros productos
de cuidado del cabello tienen una
puntuación de impacto
social y medioambiental?