Chica sonriendo limpiandose la cara Chica sonriendo limpiandose la cara

Trucos para una limpieza profunda de la piel

¿Quieres lucir una piel limpia y radiante? ¿Muchas veces te planteas cómo puedes conseguirla pero te dan pereza todos los pasos a seguir?

Ha llegado el momento de ponerte manos a la obra y aplicar algunos consejos para dar luminosidad y belleza natural a tu piel.

Te aseguramos que si sigues todos estos trucos para una limpieza profunda de la piel, lograrás lucir un rostro limpio, firme y con luminosidad.

¿Qué es una limpieza facial profunda?

Una limpieza facial profunda es una rutina de cuidado de la piel que busca limpiar en profundidad el rostro para eliminar puntos negros e imperfecciones, dejando el rostro limpio, luminoso y firme.

Para ello, se siguen algunos pasos extra -respecto a la rutina de cuidado facial diaria- que marcan la diferencia. Este tipo de limpiezas se realizan normalmente en centros especializados pero desde tu casa también puedes conseguir grandes resultados siguiendo nuestros consejos.

¿Qué necesitas para una limpieza facial profunda?

Gel limpiador

Agua Micelar

Exfoliante

Tónico

Mascarilla facial

Hidratante

¿Qué incluye una limpieza facial profunda?

Para hacer una limpieza facial profunda, simplemente debes seguir este paso a paso:

1- Limpia el rostro

Para una buena limpieza facial en profundidad, es importante empezar con un gel limpiador. Así retirarás la suciedad de tu piel y podrás establecer una buena base para tu cuidado de la cara. Puedes hacerlo con el Gel Limpiador Detox de Lemongrass de Garnier BIO que gracias al Aceite Esencial de Citronela ecológico, conocido por muchos por sus propiedades purificantes de la piel, lograrás atrapar la suciedad, la grasa e impurezas de tu rostro.

2- Retira todas las impurezas

Aunque ya te hayas pasado el gel limpiador por la cara, para asegurarnos de que no queda restos de maquillaje ni impurezas en la cara, es recomendable que pases un disco reutilizable con Agua Micelar por todo el rostro. Las micelas del Agua Micelar con Flor de Aciano de Garnier BIO capturarán las impurezas y el maquillaje de tu rostro como un imán, dejando tu piel limpia, suave y sin ningún residuo. ¡De una sola pasada conseguirás un acabado perfecto!

3- ¡Exfolia!

Este paso es muy importante cuando queremos limpiar en profundidad. Y es que, con un producto exfoliante o con la Esponja Exfoliante Limpiadora de Konjac Natural podrás eliminar las células muertas de la piel y conseguir una piel más luminosa, suave y lista para absorber mejor los siguientes productos que apliques.

4- Tonifica

Después de haber limpiado y exfoliado la piel, es importante reequilibrar su ph. Para ello, recurrimos al tónico que podremos pasar a toquecitos por la cara con la ayuda de un disco reutilizable empapado en producto. Nuestra agua micelar también ayuda a tonificar la piel así que ¡puedes volver a usarla!

5- Usa una mascarilla

Este es el paso más placentero de todos. Y es que, para darle un chute de hidratación a tu piel, las Tissu Mask son perfectas. Existe una gran variedad de ellas así que simplemente debes elegir la que más te encaje. Extiéndela por tu rostro y déjala actuar unos 20 minutos. Es el momento de tumbarte en el sofá y relajarte, ¡disfruta el momento!

6- Hidrata

Una limpieza facial profunda debe acabar con una correcta hidratación. Así la piel recuperará su elasticidad y luminosidad. Para ello, te recomendamos que pruebes el el Aceite de Noche con aceite de semillas de Cannabis Sativa de Garnier BIO. Con un par de gotas podrás masajear la piel para calmarla y nutrirla. ¿Un secreto? Puedes mezclar una gota del aceite con tu crema hidratante favorita para un extra de hidratación.

Cómo saber si necesitas una limpieza facial profunda

Cuando hablamos del cuidado de la piel, es importante vigilarla para estudiar sus necesidades. Si ves que han aparecido puntos negros e imperfecciones, es el momento de dedicarle unos minutos a limpiarla en profundidad.

Pero no solo eso, en ocasiones puedes notar un exceso de grasa o una pérdida de luminosidad para las que una buena limpieza también pueden ayudar.

Beneficios de una limpieza facial profunda

Una correcta limpieza de la cara en profundidad puede ofrecer muchos beneficios para la piel:

Más luminosidad

Elimina las células muertas de la piel

Mejora la hidratación de la piel

Desobstruye poros

Reduce los puntos negros y las imperfecciones

Activa la circulación sanguínea

Puede reducir la oxigenación de la piel

¿Qué hacer después de una limpieza facial profunda?

Aunque tu piel ya esté limpia después de tu ritual, no debes bajar la guardia. Y es que, para conseguir un tratamiento integral tendrás que tomar medidas en todos los aspectos de tu vida diaria. Incorpora a tus rutinas detox tips tan sencillos como beber un vaso de agua con limón exprimido en ayunas, ingerir una dieta equilibrada de frutas y verduras de temporada y rica en vitamina C y realizar algún tipo de ejercicio fí­sico. Todo esto va a ayudarte a eliminar toxinas y desintoxicar tu cuerpo de todo lo que no necesita.

¿Te han servido nuestros trucos de belleza? Aplica un tratamiento completo a tu piel y devuélvele la máxima vitalidad con toda la fuerza de la naturaleza. ¡No te arrepentirás! Comparte tus tips de belleza con nosotros en redes sociales.

 

Productos recomendados