Consejos para combatir la caída de pelo por estrés Consejos para combatir la caída de pelo por estrés

Consejos para combatir la caída de pelo por estrés

¿Estás perdiendo más pelo de lo habitual y crees que es consecuencia del estrés? Te damos las claves que te ayudarán a solucionar tu problema

Si llevas una temporada observando que sueles perder más pelo de lo habitual después de cepillártelo o encuentras mechones en la ducha, en el sofá o en la cama, quizá es porque el estrés te está jugando una mala pasada. 


Sin embargo, tenemos una buena noticia para ti. La caída de pelo por estrés no suele ser una afección grave, sino que dura un tiempo determinado y no tiene por qué convertirse en un problema crónico. 


El primer paso para prevenir la caída de pelo por estrés es llevar una dieta equilibrada y sana rica en vitaminas y minerales. Sin embargo, si ya has empezado a sufrir las consecuencias del estrés en el pelo, te decimos qué puedes hacer para ponerle freno. 

¿Qué hacer cuándo se te cae el cabello por estrés? 


Te traemos unos tips que te ayudarán a combatir la caída del cabello por estrés.

  1. Estimula el cuero cabelludo. Masajear el cuero cabelludo ayuda a aumentar el flujo sanguíneo en toda la zona y a estimular los folículos para que el pelo crezca más y mejor.
  2. Sigue una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y procura no saltarte ninguna comida.
  3. Realiza ejercicio moderado con frecuente para sentirte bien.
  4. Dormir bien es fundamental para mantener la calma y eliminar la tensión acumulada durante el día.
  5. Utiliza un champú específico para cabellos dañados y quebradizos como el champú sólido Tesoros de Miel Original Remedies.
  6. Incluye en tu rutina de cuidado una mascarilla especial para pelo dañado como la mascarilla Tesoros de Miel de Original Remedies.
  7. Prueba un tratamiento reparador como el tratamiento 3 en 1 sin aclarado Tesoros de Miel de Original Remedies, que combina los poderes de la cera de abeja y la miel nutritiva.

¿Cuánto tiempo dura la caída de cabello por estrés?


Tranquila, normalmente la caída del cabello por estrés es reversible y tiene solución. Te explicamos el proceso. Un cabello sano tiene un ciclo que se compone de tres fases: la anágena, en la que el pelo nace y crece. La catágena, en la que deja de crecer. Y la telógena, en la que se cae. Esto no debería generar ningún tipo de alarma porque aunque el pelo se cae y es normal, no se cae todo a la vez. 


Sin embargo, hay temporadas en las que estamos inmersos en una vorágine de estrés y de repente descubrimos que nos hemos quedado con un mechón entero en la mano, o que en la ducha hay mucho más pelo del habitual. En muchas ocasiones esta caída está directamente relacionada con una situación estresante en el trabajo, más carga laboral, un cambio en el entorno familiar, un conflicto con un amigo, etc. Y no nos damos cuenta de que esta situación está afectando a la salud de nuestro pelo. 


La buena noticia es que cuando la caída se produce por estrés suele tener solución y además, en la mayoría de los casos, la recuperación es muy rápida y se produce de manera espontánea. 


La repoblación de los folículos pilosos suele tener lugar en torno a los cuatro o seis meses, una vez mejora el factor desencadenante.


Procura tomarte la vida con más calma y llevar una rutina de cuidado capilar adecuada y notarás una clara mejoría. ¡Esperamos haberte ayudado!