¿Cómo dormir con el pelo rizado? Tres trucos para proteger tus rizos ¿Cómo dormir con el pelo rizado? Tres trucos para proteger tus rizos

¿Cómo dormir con el pelo rizado? Tres trucos para proteger tus rizos

¿Eres de las que duerme a pierna suelta y cuando despiertas por la mañana no sabes ni en qué día estás? ¿Te levantas con el pelo alborotado y tardas un buen rato en domarlo?

Especialmente, si tu pelo es rizado, seguro que te sientes identificada con este problema. Tranquila, hoy te vamos a explicar cómo dormir con el pelo rizado y levantarte al día siguiente sin que parezca que una bandada de pájaros ha anidado en tu cabeza.

Nos encanta nuestro pelo rizado, el aire jovial y desenfadado que da a nuestra imagen. Pero pocas cosas hay más frustrantes que irnos a dormir con nuestros rizos perfectamente definidos después de lavarnos el pelo y levantarnos a la mañana siguiente con la melena encrespada y los bucles completamente aplastados. ¿Cómo dormir con el pelo rizado y evitar estos inconvenientes?

Cómo dormir con el pelo rizado con tres consejos

Unos sencillos trucos te ayudarán a preparar tu cabello antes de irte a dormir.

 

El peinado perfecto

 

Dejar tu melena suelta a la hora de acostarte es muy tentador, pero para proteger tus rizos durante la noche, nada mejor que apostar por unos de estos peinados que evitarán que, a la mañana siguiente, tengas que invertir ese extra de tiempo en peinarlos.

  • La piña: el objetivo es evitar el roce del pelo en la almohada, que deshace los bucles y encrespa el pelo, así que nada mejor que acomodarlo en la parte superior de la cabeza y alejarlo de cualquier elemento de fricción. Realizar este peinado no puede ser más fácil. Solo tienes que recoger todo tu pelo en una coleta que situarás en la zona de la coronilla. Recuerda no sujetarlo con demasiada firmeza para que no sufra por la tirantez. Visualmente, tu pelo parecerá una piña, con los mechones cayendo en cascada, de ahí su curioso nombre.Este peinado tiene una ventaja y es que dará mucho volumen a tu pelo, otro de los aspectos más deseados. Y no te preocupes, si tu pelo es demasiado corto para recogerlo en la parte de arriba, prueba a hacer varias piñitas en lugar de una. Lo importante es que te sientas cómoda mientras duermes.
  • Moño alto. Una variedad del peinado anterior es recogerlo también en la parte alta de la cabeza, pero sujetarlo en un moño suelto. Si eres de las que no soporta que el pelo les vaya a la cara, esta es la solución que buscabas.
  • Trenzas. Otro peinado que ayudará a que tus rizos no se deshagan es una simple trenza holgada. De esta forma, además, los rizos mantendrán su forma natural cuando la deshagas a la mañana siguiente.

Y si quieres probar un look nuevo, aprovecha y haz pequeñas trencitas con el pelo, sujétalas más firmemente y a la mañana siguiente tendrás unos rizos mucho más definidos.

 

Almohada de satén

 

Ya sabemos que te encantan esas sábanas de algodón con las que duermes desde que eras una niña, pero, ¿te habías parado a pensar que es posible que no sean lo más adecuado para tus rizos?

Al menos para la funda de tu almohada, prueba con el satén. Este tejido es perfecto para evitar el encrespamiento y, posiblemente, la solución más sencilla a la pregunta ‘cómo dormir con el pelo rizado’. Ya puedes dar vueltas y más vueltas, hacer la croqueta o el pino puente, sin que se deshagan tus bucles.

 

O un gorro

 

Y, si lo prefieres, inténtalo con un gorro también de satén. Lo importante es que tu pelo no quede demasiado apretado, sino que elijas un modelo con el que te sientas cómoda. Este remedio será el más práctico cuando sales de viaje, ¿o estás pensando en llevar la funda de la almohada contigo?

Cuidados esenciales

Hablemos claro, si quieres que tu pelo rizado se muestre espléndido y lleno de salud, lo primero primerísimo de todo es apostar por los productos indicados para un cuidado específico. Si conoces la gama Fructis para pelo rizado, seguro que sabes de qué estamos hablando:

 

 

¿Ya sabes cómo dormir con el pelo rizado? Pon en marcha nuestros consejos y sorpréndete cada mañana con unos rizos perfectos, ¡listos para la batalla diaria!