¿Qué es la huella de carbono de un producto y por qué nos debe preocupar?

Ahora que estamos cada vez más concienciados con el cuidado del medioambiente y el impacto que la contaminación tiene en nuestro planeta hay una serie de términos que han entrado de lleno en nuestro vocabulario diario.

Seguro que has oído hablar de la huella de carbono de un producto, pero ¿sabes lo que significa realmente? Tranquilo, hoy te lo vamos a explicar de forma muy sencilla y clara. Será una información imprescindible para saber qué tipo de producto estás comprando. 

 

¿Qué es la huella de carbono de un producto?

 

La huella de carbono de un producto se refiere a la cantidad de emisiones de CO2 que se lanzan a la atmósfera durante el ciclo de vida de un producto. 

Se trata de los nocivos gases de efecto invernadero y cuando hablamos de ‘ciclo de vida’ es porque realmente engloba todos los momentos que forman parte de la existencia de ese producto, desde la producción de sus ingredientes y envases, a la gestión de los residuos, pasando por la fabricación, transporte, almacenamiento y uso. En cada una de estas fases, se genera una cantidad de CO2 que ningún consumidor responsable puede pasar por alto.

 

¿Cómo calcular la huella de carbono?

Ahora que ya sabes qué implica la huella de carbono de un producto, seguro que tu siguiente pregunta es: ¿Cómo puedo saber cuál es esa huella?

Aquí entran en juego el compromiso de marcas como Garnier que, a través de su Etiquetado del Impacto Medioambiental social de los Productos; estudia y mide los factores de impacto de sus productos con el fin de calcular su Impacto Medioambiental Global.

Al final, el objetivo es ofrecer a los consumidores toda la información que necesitan de forma transparente. Y de este modo, empoderarles y ayudarles a tomar decisiones de compra más conscientes.

Todo ello se engloba en la iniciativa ‘Green Beauty’ de Garnier y su compromiso por trabajar en pos de una cosmética mucho más sostenible. Asimismo, gracias al cálculo de la huella de carbono de un producto y el análisis de sus diferentes fases es posible darse cuenta de en qué momentos se produce una mayor emisión de gases invernadero. Y, como el conocimiento es poder, trabajar para mejorar esos procesos y hacerlos más eficaces.

Por ejemplo, ¿sabías que alrededor del 70% de la huella de carbono de un champú proviene de la energía invertida en calentar el agua de la ducha?

 

El etiquetado Garnier

Por todo ello, Garnier ha desarrollado un sistema de etiquetado, claro y preciso, que informa sobre la huella de carbono y la huella de agua de sus productos y que ya se encuentra en sus gamas de cuidado para el cabello (champú, acondicionador, mascarillas de pelo, aceites y productos sin aclarado).

El Etiquetado de Impacto Medioambiental y Social otorga a los productos notas de la A a la E (siendo la A la mejor calificación) y tiene en cuenta 14 factores de impacto medioambiental que se miden y calculan en las diferentes etapas del ciclo de vida del producto:

  • Extracción de ingredientes de fórmula.
  • Transformación de ingredientes de fórmula.
  • Extracción de materiales de envase.
  • Producción de materiales de envase.
  • Producción de componentes de envase.
  • Fabricación de producto.
  • Almacenamiento en centro de distribución.
  • Almacenamiento en el minorista.
  • Uso del producto.
  • Fin de vida la fórmula.
  • Fin de vida del envase.
  • Reciclaje del envase.

Cualquier consumidor puede encontrar esta información en la web oficial de la marca, en el apartado ‘Impacto Social y Medioambiental’ de cada ficha de producto . Allí dispone de detalles sobre la puntuación global del impacto ambiental, sus condiciones de fabricación, el impacto medioambiental del envase y el impacto social.

Además, la metodología usada por Garnier está avalada por el trabajo de científicos expertos e independientes que trabajan en línea con las directrices europeas sobre la ‘Huella Ambiental de Producto’.

Así que ya lo sabes, prestando atención a la huella de carbono de un producto, todos aportamos nuestro granito de arena para cuidar este planeta que tanto lo necesita. ¡Apuesta por la sostenibilidad!