chica rubia con pelo ondulado chica rubia con pelo ondulado

Claves para reparar las puntas quemadas del pelo

¿Notas tu cabello áspero, quebradizo o sin brillo? ¿Los secadores y planchas de pelo son tu modus vivendi? Cuidado, es posible que tus puntas estén quemadas, ¡horror!

Antes de entrar en pánico, déjanos adelantarte que no, no vas a tener que cortarte tu pelazo para repararlo. Te damos las claves para reparar las puntas quemadas de tu pelo. ¡No te las pierdas!

Las puntas quemadas es un problema muy frecuente por el abuso de planchas, secadores. Los cabellos que tienen las puntas quemadas se reconocen fácilmente: están ásperos, sin brillo, quebradizos y encrespados o difíciles de peinar, se enredan con facilidad en las puntas.

 

Y sí, está claro que un corte de pelo soluciona el problema porque corta por lo sano, literalmente. Pero hay más opciones para que puedas seguir luciendo pelazo sin perder largo, pero ganando salud para que esté fuerte y brillante. ¿Quieres saber las claves para reparar las puntas quemadas? Te contamos todas:

1. La primera es bastante sencilla: trata de evitar el problema que causa las puntas quemadas

 

Es cierto que las puntas son la parte más antigua de tu pelo, y que aunque lo mimes, siempre van a estar más desgastadas y en peor condición que el resto de tu pelo. Pero si se te parten y las tienes abiertas, trata de no abusar del calor con herramientas como secadores o planchas, y trata de no poner a tu pelo en situaciones de looks extremos, como decoloraciones fuertes o permanentes. Si puedes, seca el pelo al aire de manera natural, y utiliza las planchas solo cuando sea necesario. En estos casos, no olvides nunca los protectores del calor, y no pongas la temperatura al máximo: en secador, utiliza el aire templado, y en planchas mantente en máximos de 160ºC.

2. Dale a tu pelo lo que necesita: nutrición en profundidad y protección frente a agresiones

 

Como decíamos, protégelo siempre que utilices calor con protectores térmicos, pero ¿y qué pasa con otras agresiones externas? Utiliza mascarillas nutritivas al menos un par de veces por semana para reforzarlo y nutrirlo en profundidad, para que pueda hacer frente a factores externos como los cambios de temperatura. Te recomendamos la mascarilla Hair Food Aloe: tiene un 98% de ingredientes de origen natural  que cuidarán de tu cabello y, además,  el aloe hidrata en profundidad, y otros ingredientes ayudan a nutrir el pelo. .

 

3. No hagas de las tijeras tus eternas enemigas

 

Sí, es cierto que nunca queremos cortar, pero optar por un corte de 1-1,5 cm cada dos meses hará que tu pelo se vea mucho más sano y brillante, y evitará esas puntas quemadas y quebradizas. Piénsalo, si tu cabello se parte y está más débil, es más difícil conseguir que crezca. Así que las tijeras no son tus enemigas, confía en ellas y corta de vez en cuando.

4. Sé constante: no es fácil, pero es eficaz

 

Este sea quizá el consejo más complicado de todos, y es que crear un hábito como este no es fácil. Sin embargo, si te acostumbras a no utilizar aparatos con calor a diario, a proteger siempre tu pelo y creas ese ritual de nutrición, comenzarás a notar muy pronto los resultados y tu pelo estará más sano y brillante que nunca.

 

¿Te animas a probar nuestros consejos? Cuéntanoslo en nuestras redes sociales, ¡te esperamos!

Productos Recomendados