Que-es-un-tinte-permanente Que-es-un-tinte-permanente

¿Qué es un tinte permanente y cuánto dura? Despejamos tus dudas

¿Cuánto dura un tinte permanente en el pelo? ¿Cuál es la diferencia entre un tinte permanente y un baño de color? Si estás pensando en decir hola a la primavera con un cambio de look capilar, toma nota de nuestra guía definitiva sobre coloración. ¡De nada!

 

Te apetece estrenar nuevo color de pelo pero no sabes por donde empezar. Siempre has querido ser rubia (o morena) y por fin has decidido a atreverte a dar el paso. Tienes preguntas sobre tintes permanentes rondando por tu cabeza. En nuestra guía definitiva sobre coloración, encontrarás la respuesta a todas tus preguntas. Ese cambio de look que te cargará de buen rollo y positivismo de cara al buen tiempo está cada vez más cerca.

¿Cuáles son los tintes permanentes?

 

Tanto si eres tímida como la más atrevida, hay un tinte para ti: lisos, degradados, clásicos, fantasía, rojos, negros, rubios… Los tintes permanentes, ya sean de aplicación casera o en la peluquería, son los que actúan dentro de la fibra capilar del cabello, dando un resultado de color intenso y duradero. Es decir, un tinte permanente mantendrá el tono que elijas -y que has tardado tanto en decidir- inalterable hasta que apliques otro tinte o aparezca tu tono natural a medida que te vaya creciendo el pelo. ¿Estás decidida a dar un giro a tu cabello esta primavera? Resolvemos todas tus dudas sobre coloración permanente y baños de color antes de ese esperado cambio de look.

 

¿Cuánto dura el tinte permanente en el pelo?

 

Entre seis y ocho semanas, según lo rápido que te crezca el pelo. Ese es el tiempo aproximado que tarda tu color natural en aparecer en las raíces.

 

El tinte permanente es el ideal para ti si…

 

  1. Quieres cubrir tus canas. Es la única coloración que tapará esos mechones blancos por completo.
  2. Estás decidida a cambiar de look y estás dispuesta a teñirte entre una y tres veces al trimestre. ¡Un apunte! El ‘efecto raíz’, es decir que la raíz del cabello contraste con el resto de tu melena, es una de las tendencias del momento en coloración, por lo que si tienes una agenda todoterreno, puedes alargar la próxima aplicación del tinte aunque ya asome tu tono natural.

 

¿Qué diferencia hay entre un baño de color, un tinte semipermanente y uno permanente?

 

En el caso del baño de color, el tono se aplica por fuera de la fibra capilar, por lo que los pigmentos desaparecen a medida que te lavas el cabello. Concretamente, cuando pasen entre seis y nueve lavados desde su aplicación tu color natural habrá vuelto. Normalmente, el baño de color se formula a base de ingredientes vegetales, aunque algunos también tienen componentes químicos. Debes tener en cuenta que esta coloración no cubre las canas, si este es tu objetivo, debes descartarla. La coloración semipermanente, a medio camino entre el baño de color y el tinte permanente, penetra en el pelo (igual que el tinte permanente), pero los pigmentos desaparecen aproximadamente entre el 20 y el 40 lavado. Según la frecuencia de lavado, te durará más o menos.

 

Si finalmente te decides por un tinte permanente, ¿qué mantenimiento requiere?

 

¿Ha pasado un mes y ya tienes raíces? A medida que el cabello crece, tienes que hacer algunos retoques. Si has optado por una coloración parcial, como mechas, reflejos o un efecto degradado, podrás alargar la aplicación del tinte.

 

Recuerda, si quieres cubrir canas o cambiar de look durante un largo tiempo, el tinte permanente es tu aliado perfecto. Por ejemplo, el tinte Olia de Garnier. Si en cambio, si quieres intensificar el color de tu pelo o probar algo durante un breve periodo de tiempo, opta por una coloración semipermanente o un baño de color.

 

Y ahora que ya eres una súper experta en coloración, ¿tienes claro cómo será tu cambio de look?



Productos recomendados