950 678

¿Puedo utilizar henna en el pelo teñido?

Henna, tinte natural, coloración tradicional… Existen infinidad de tratamientos para dar color al cabello. Pero, ¿podemos mezclar estos productos sin que haya consecuencias negativas para nuestro pelo?

Si esta es tu gran duda, tranquilo, no estás solo. Ahora que crece la conciencia ecológica y muchos optan por soluciones más naturales, la henna se ha convertido en un producto de moda. Pero lo que quizá muchos no saben es cómo aplicarla sobre cabello que ya tiene tinte.

La respuesta a la pregunta que encabeza el artículo es un rotundo SÍ, es posible usar henna en el pelo teñido. Eso sí, con una serie de precauciones.

 

Aunque, antes de nada, resulta interesante explicar cuál es la diferencia entre los tintes tradicionales y la henna, una tintura natural que proviene del arbusto lawsonia inermis.

 

El tinte químico y la henna actúan de forma diferente. Mientras que los tintes tradicionales ‘abren’ las escamas del cabello para incrustar el color, la henna no penetra con tanta profundidad en el pelo. Son dos productos de naturaleza distinta y, por tanto, es posible que juntos reaccionen de forma desigual en el pelo.

 

Y puesto que los colorantes químicos pueden tener distintas composiciones, la aplicación de la henna será también diferente en cada caso.

 

Henna en pelo teñido con tinte natural

Cada vez hay más tintes respetuosos con el medioambiente, fabricados con pigmentos orgánicos a partir de plantas y minerales y que no contienen productos como amoniacos.

 

Si el tinte que has usado es ecológico, adelante, no hay ningún problema en utilizar la henna incluso poco después de que te lo hayas aplicado. De hecho, hay especialistas que lo aconsejan pues, en este caso, la henna realzará el color del pelo dándole más brillo.

 

Henna en pelo teñido con tinte químico

 

Gran parte de los tintes que encontramos en el mercado contienen, en mayor o menor medida, ingredientes químicos. La razón es que estos componentes consiguen resultados más efectivos y duraderos y ofrecen una gama de colores cada vez más extensa.

 

Cuando se ha usado este tipo de tinte en el cabello, es aconsejable dejar pasar unos quince días antes de aplicar un producto como la henna. El motivo es que la coloración de oxidación transforma la estructura del cabello, por lo que, si se aplica la henna con inmediatez, puede que el resultado no sea el esperado.

 

Por eso, es necesario que el pelo se reponga antes de aplicar otro tratamiento. Un consejo es hidratar y fortalecer tu melena, ayudándola a que se regenere de forma más veloz. La mascarilla Fructis Hair Food Papaya para pelo dañado, por ejemplo, será perfecta, pues nutre en profundidad y repara el cabello hasta las puntas.

 

¿Y si el tinte tiene decolorantes?

 

Un caso un poco diferente es el del pelo al que se le ha aplicado un tinte con decolorantes u oxidantes. Es decir, los productos que se usan para aclarar el cabello oscuro antes de aplicar el color definitivo y obtener un tono claro.

 

Es conveniente no usar la henna sobre cabello decolorado antes de que pasen un par de meses desde que se produjo esa aplicación. En este caso, el decolorante habrá transformado aún más la fibra del pelo y el colorante vegetal se fijaría con más intensidad. Por ello, antes de aplicar la henna, también resulta beneficioso utilizar un tinte natural que ayude a que la melena recupere su tono original.

 

Hay que tener en cuenta que la henna actúa según el tono base del cabello. Así que, ese tinte natural favorecerá la obtención de un tono más uniforme.

 

Y, tal y como hemos visto en el apartado anterior, no está demás un pequeño empujoncito aplicando productos que ayuden a la melena a recuperar su elasticidad y vigor.

 

La prueba del mechón

 

Por último, ante cualquier duda, lo más útil es realizar la prueba del mechón, el tradicional ‘prueba-error’ aplicado al pelo.

 

Se trata de testear primero los efectos de la henna en un único mechón. Si después de la aplicación tu cabello aparece áspero o quebradizo, es mejor que te olvides de la henna por un tiempo, pues lo único que provocaría es un perjuicio para tu melena.

 

Por cierto, cuando compres la henna, mira su etiqueta y asegúrate de que es completamente natural. Aunque la henna no siempre es sencilla de aplicar, encontrarás muchos fabricantes que prometen un proceso muy simple. Desconfía, quizá esa supuesta simplicidad se deba a los componentes químicos que le han agregado.

 

Por eso, si quieres un producto que actúe más rápidamente y sea 100% natural, pásate a la gama Color Herbalia, con ingredientes vegetales como henna y cassia, que darán a tu pelo unos reflejos naturales mientras lo cuidan y protegen.

Productos recomendados