chica con el pelo teñido de azul chica con el pelo teñido de azul

¿Cómo quitar las manchas de tinte?

Sí, las manchas de tinte son siempre un drama, pero no te preocupes: te enseñamos cómo deshacerte de ellas para que teñirte en casa sea pan comido.

No volverás a temerle al tinte, ¡sigue leyendo!

Aunque todos lo sabemos, tenemos que decirlo: la clave está en la prevención. Antes de comenzar ese cambio de look que tanto te apetece, vamos a hacer una puesta a punto. Elige el lugar donde vas a teñirte –te recomendamos que sean zonas donde el suelo y mobiliario sean más sencillos de limpiar, como el baño o la cocina–, y prepara todo lo que consideres que vas a necesitar ahora que tienes las manos limpias: toalla, guantes, etc. Con Olia, todo lo que necesitas lo encontrarás en el envase: la mezcla de tinte, el recipiente-aplicador donde harás la mezcla y utilizarás para teñirte y los guantes. Además, prepárate: mientras te tiñes, utiliza ropa oscura o una camiseta vieja, por lo que pueda pasar.

 

En cuanto a tu piel, la zona del nacimiento del pelo, tanto en la frente como en la parte de atrás de tu cuello, tiene altas probabilidades de mancharse: para evitarlo, protege toda la piel que se encuentra alrededor línea del nacimiento del pelo y tus orejas con vaselina. Aunque el tinte te roce en esas zonas, el color no se quedará en tu piel.

 

Y si ya es demasiado tarde y la mancha ya está en tu piel… ¡no hay problema! Tenemos varias soluciones, dependiendo de en qué zona te hayas manchado.

Si la mancha está en tu cara o tienes la piel sensible

Puedes tratar de eliminarla con vaselina, aceite para bebés, aceite desmaquillante o toallitas desmaquillantes. Todo lo que tienes que hacer es impregnar un disco de algodón con la vaselina o el aceite y masajear suavemente sobre la mancha hasta que el algodón tome el color del tinte, retirando después con un paño húmedo o con un pañuelo de papel. Si se trata de las toallitas, masajea suavemente la mancha hasta que la elimines por completo.

 

 

Si te has manchado otras zonas de tu cuerpo

Puedes tratar de retirar la mancha de las manos o los brazos con pasta de dientes o formando una pasta con bicarbonato y lavavajillas líquido suave. Si eliges la pasta de dientes –mejor que sea de las blanqueantes, porque contienen como ingrediente activo el peróxido de hidrógeno–, masajea sobre la mancha unos 30-60 segundos y retira con un paño húmedo. Por otro lado, si prefieres la mezcla de bicarbonato, todo lo que tienes que hacer es crear una pasta mezclando bicarbonato y lavavajillas líquido a partes iguales. Frota esta mezcla con un disco de algodón sobre la mancha en tu piel y, cuando se haya borrado, aclara con agua tibia. Esta mezcla puede hacer que tu piel se reseque, por lo que te recomendamos que apliques crema hidratante como último paso.

 

Para eliminar las manchas, el tiempo es clave: elimínala lo antes posible para que sea más sencillo. Esto también es aplicable si la mancha no es en tu piel sino en tus muebles o en otras superficies, como textiles.

Con la textura cremosa de Olia, es más sencillo evitar las manchas en superficies como suelo o mobiliario, porque no gotea y su aplicador es muy sencillo de utilizar, ¡pero todo puede pasar! En ese caso, lo mejor es actuar rápidamente y ponernos a eliminarla tras teñirnos. Pero si no nos hemos dado cuenta y la mancha del suelo, lavabo o de tu camiseta ya está seca, el truco definitivo para poder luchar contra ella es la laca.  Sí, ¡como lo oyes! Rocía un poco de laca para ablandar la mancha de tinte, y posteriormente utiliza uno de los métodos que te contamos a continuación para deshacerte de ella:

 

·      Para eliminar manchas de tinte del fregadero, bañera o lavabo, puedes probar con agua tibia y un poco de jabón líquido, las eliminará sin problema.

·      Si se trata de otras superficies hay otras opciones: alcohol, muy útil en los azulejos; aplícalo con un paño y frota sobre la mancha hasta su eliminación. También puedes formar una pasta con bicarbonato y agua; aplícala sobre la mancha frotando con un cepillo o esponja, retírala y limpia la superficie con normalidad después para quitar los restos.

 

Si te han servido estos consejos, ¡comparte este post en tus redes sociales! Seguro que más de una amiga lo agradecerá…