Mechas balayage miel, el color que querrás para tu pelo

¿Te miras en el espejo y te aburre tu imagen de siempre? ¿Te gustaría un cambio que diera luminosidad a tu rostro, pero sin perder naturalidad? Y, sobre todo, ¿deseas algo sencillo que no requiera constantes retoques?

Si has contestado sí a estas preguntas, estás en el artículo correcto. Porque vamos a hablar de una técnica que, desde hace años, utilizan más y más personas; y de uno de los colores de moda que te sentará de maravilla. Atención, así son las mechas balayage miel que no podrás sacar de tu cabeza (literalmente).


Balayage + miel, combinación ganadora



Las mechas balayage son un degradado que ofrece muchas posibilidades: puedes realizarlo en unos pocos mechones, si no eres muy amante de los cambios radicales, o aplicarlo en mayor cantidad de pelo si prefieres apostar en serio por tu nuevo color.

Además, el tono miel es perfecto para ti, sea como sea tu tonalidad de piel o de pelo. Si eres más bien rubia, conseguirás potenciar ese tono dorado, con un efecto que parece imbuido por los rayos del sol. Pero al tiempo, las morenas lograrán un contraste muy atractivo, que iluminará su rostro y suavizará sus facciones.

 

Mechas balayage miel, ¿cómo las consigo?

 

Si piensas que hacer unas mechas balayage miel no está a tu alcance, de nuevo vamos a sorprenderte, porque aplicar esta técnica no puede ser más sencillo. Solo necesitas los productos adecuados, como Olia D+++ y Olia Rubio Miel 8.31., de la línea de The Golds.

El primer lugar, el Decolorante Extremo de Olia te ayudará a aclarar los mechones que vas a teñir. Como bien dice ese mantra que todo amante de los cambios estéticos conoce, ‘tono sobre tono no aclara’, por lo que, si tu melena es oscura o, simplemente, quieres asegurarte de que tus nuevas mechas balayage miel resalten en todo su esplendor, decolora primero tu cabello. 

Este producto de Olia no contiene amoniaco, y cuenta con un acondicionador enriquecido con aceites florales de origen natural.

Así es el paso a paso para aplicarlo correctamente:

  1.  Peina tu cabello para que no haya ningún nudo ni enredo.
  2. Divide tu pelo en dos de forma horizontal. Recoge la parte superior en un moño que no te moleste a la hora de trabajar la parte de abajo.
  3. Mezcla el producto decolorante tal y como se explica en las instrucciones de Olia D+++.
  4. De nuevo, divide la parte de debajo de tu melena en dos. Selecciona cuatro mechones de cada una de las partes y recoge el resto del pelo en un nuevo moñete.
  5. Llega el momento de aplicar el decolorante en los mechones sueltos: Para crear ese efecto degradado tan deseado, coloca el pincel en vertical y aplica el producto de puntas a medios, hasta la altura de tu barbilla.
  6. Si quieres un resultado aún más natural, utiliza tus dedos para difuminar el decolorante, especialmente, en la parte de arriba.
  7. A continuación, repite los mismos pasos con la parte de arriba de tu melena, la que habíamos recogido en un moño.
  8. Deja actuar al producto y aclara con abundante agua.

Antes de continuar con la aplicación del tinte definitivo, debemos esperar un par de semanas para permitir que el pelo se recupere. ¿Ha pasado ese margen de tiempo? Entonces, sigue leyendo porque es el momento de aplicar el tinte rubio miel:

  • Repite los mismos pasos ya explicados. Separando tu pelo en dos partes y comenzando por la parte inferior.
  • Puesto que las mechas ya se han decolorado, te será más fácil seleccionar los mechones a teñir.

Recuerda que el objetivo es un degradado muy natural y progresivo y que no importa si algunos cabellos quedan de distinto color. Es más, en las mechas balayage miel es más favorecedor combinar diferentes tonalidades, que enriquecerán tu melena con más matices.

Estas mechas te confieren total libertad de maniobra, por lo que puedes optar por decolorar y teñir menor cantidad de pelo, o hacerlo de puntas a ¾ en lugar de a medios. 

Aunque también es posible decantarse por otra de las opciones de moda: un efecto contour. Se trata de aclarar los mechones que enmarcan nuestro rostro para darle mayor luz y ayudar a suavizar los rasgos. 

Para terminar, no olvides tratar tu pelo teñido con productos específicos que lo nutran, reparen y te ayuden a mantener esas mechas balayage miel tan bonitas. Si usas el Super Matizante de Olia, corregirás los desagradables tonos anaranjados que surgen con el paso del tiempo, mientras que la Mascarilla Hair Food 3 en 1 Goji, reavivará el brillo del pelo teñido.

 

Miel… o el tono que tú quieras

 

Como queremos que te sientas genial con tu imagen, no podemos dejar de recomendarte el VTO Color Match. Es un simulador virtual que te ayudará a decidirte por el color que mejor te sentará. 

Usarlo es super sencillo porque todas las pruebas son virtuales y comprobarás cómo te sienta cualquier color, sin necesidad de ponerte manos a la obra con un tinte que, tal vez, no te acabe de convencer. Hay muchos tonos para elegir. No puedes probarte unas mechas, pero sí comprobar cómo te sienta el color miel.

¿Ya te has decidido por unas mechas balayage miel? Apuesta por el cambio y disponte a disfrutar de tu imagen más atractiva, natural y moderna.